Condenan a camionero por la muerte de automovilista

(General Pico) – El joven Danilo Idraste (22 años) fue sentenciado ayer a dos años de prisión en suspenso e inhabilitado a conducir, por el accidente de tránsito en el cual perdió la vida Joaquín Gatica (29 años), el 22 de mayo de 2013.
El fiscal interviniente Damián Campos le imputó al acusado el delito de “homicidio culposo, ocasionado por conducción imprudente, negligente, inexperta y antirreglamentaria de un vehículo automotor”. La decisión sobre el caso, que se leyó al mediodía, estuvo a cargo del juez de audiencia Marcelo Pagano. La defensa fue ejercida por Guillermo Costantino, y además, hubo querellantes particulares por parte de la familia afectada a través del letrado José Luis Rodríguez.
La decisión del juez, dentro del expediente que se presentó con un acuerdo de juicio abreviado, fue que Idraste tiene dos años de prisión en suspenso y está inhabilitado para conducir toda clase de vehículos automotores por el término de seis años. También deberá cumplir ciertas reglas de conducta por el plazo de tres años, como “fijar residencia y asistir a un curso de educación y capacitación para la conducción de vehículos automotores en la vía pública”.

Tres camiones.
Gatica circulaba en un Chevrolet Astra por la ruta provincial 1, en el tramo que se encuentra entre las localidades de Relmo y Miguel Cané. El hombre era empleado de Ferro Expreso y tenía como destino Quemú Quemú.
Hacia las 10.45, en el kilómetro 148, el automovilista se encontró de frente con un camión Scania P310 -dominio HIK 409- con acoplado que quería adelantarse a otro rodado. En una maniobra por esquivarlo, Gatica terminó cruzando al carril contrario e impactó de frente con un Ford Cargo 1730 que transportaba animales vacunos.
El automóvil fue arrastrado por el vehículo mayor unos 120 metros, hasta frenar contra una alcantarilla en la banquina. Segundos después, el Chevrolet se prendió fuego. Su conductor falleció de forma rápida producto de las graves lesiones y su cuerpo quedó atrapado dentro del vehículo.
Quien iba al volante del Ford Cargo, Roberto Antonio “El Flaco” Cavallo, de Quemú Quemú, sufrió algunas lesiones leves.
La investigación del siniestro puso en evidencia el accionar de uno de los camiones involucrados. Un Scania que manejaba Idrastre, que fue con el que se encontró de frente e intentó esquivar la víctima. Detrás del cual venía otro vehículo de gran porte el cual conducía Alberto Morán (38), quien fue uno de los testigos del caso.
Ambos camioneros, empleados de una firma de Colonia Barón, circulaban con sus acoplados vacíos y se dirigían hacia Catriló a cargar cereal.
La dinámica del accidente fue corroborada por los testigos y las pericias. Además, el Servicio Meteorológico confirmó que el día en que ocurrió el siniestro la visibilidad era reducida, ya que la zona estaba cubierta por un intenso banco de niebla.