Condenaron a 12 años de prisión a Torres

HOMICIDIO DE GERALDO EN METILEO

El juez de audiencia Carlos Pellegrino condenó ayer a 12 años de prisión a Diego Torres por el crimen de Carlos Geraldo, cometido a finales de 2016 en Metileo, tras considerar que fue el autor material del delito de homicidio simple agravado.
El hecho se debatió la semana anterior en los tribunales piquenses a lo largo de dos audiencias en las cuales declararon compañeros del músico asesinado, personal policial que participó de la detención del homicida y peritos forenses que actuaron en la investigación. Entre ellos, el médico forense Graciano Masó, quien practicó la autopsia y determinó que el cuerpo de Geraldo presentaba una herida de cuatro centímetros de ancho en la espalda, la cual había sido provocada desde abajo hacia arriba. El profesional determinó que esta agresión le provocó el desgarro del pulmón y una herida en la aorta, que le causó la muerte.
Durante los alegatos de clausura, la fiscal Ivana Hernández pidió que se condenara a Torres a 12 años, tras argumentar que fueron acreditadas las circunstancias en las que se produjo el incidente. También indicó que la víctima, que falleció instantes después de ser apuñalada por la espalda, “no pudo advertir la agresión de Torres” de quien sostuvo que “actuó con total desprecio por la vida del otro”.

Teoría defensiva.
El defensor Oscar Ortiz Zamora advirtió que ninguno de los testigos logró dar precisiones sobre “el núcleo del hecho” y mantuvo su teoría sobre una discusión entre la víctima y el cantinero de la fiesta, en la cual trató de interceder el imputado. Sobre esto dijo que Geraldo y Torres se trenzaron en lucha y que la agresión de parte de su defendido debería ser encuadrada como un “exceso” de la legítima defensa. De manera subsidiaria había pedido que se le condenara por Homicidio Preterintencional.
El hecho ocurrió durante la madrugada del 11 de diciembre pasado a la salida del salón del Metileo FBC donde se había desarrollado una fiesta. Geraldo, mientras cargaba los equipos de sonido, tuvo un cruce palabras menor con Torres, quien luego de ello le asestó una puñalada por la espalda. El músico falleció a los pocos segundos dentro del salón y el agresor fue detenido más tarde en cercanías a un campo de Villa Mirasol, donde se desempeñaba como trabajador rural.