Condenaron a abusador

HOMBRE CUMPLIRA 4 AÑOS DE PRISION

(General Pico) – Jimena Cardoso, jueza de control de la segunda circunscripción judicial con asiento en esta ciudad, condenó ayer a cuatro años y cinco meses de prisión de efectivo cumplimiento, a un hombre que en una ciudad del norte provincial sometió a tocamientos impúdicos a tres hermanas menores de 13 años. En una de las ocasiones, el acusado le dio un billete de cien pesos a una de las niñas para que no contara lo sucedido. Al ser interrogada de forma insistente por su madre, la niña reveló los abusos padecidos.
Tras un debate que se desarrolló en los tribunales de esta ciudad, la magistrada lo condenó a a la pena de cuatro años y cinco meses de prisión efectiva, tras encontrarlo culpable de los delitos de Abuso sexual gravemente ultrajante y Abuso sexual simple en dos hechos, respecto a una de las menores, Abuso sexual simple como delito continuado, respecto a otra de las niñas; y Abuso sexual simple en relación a la tercera de las hermanas.
De esta manera la jueza hizo lugar a la pena que había pedido durante los alegatos de clausura el fiscal Damián Campos. En tanto, el defensor oficial Guillermo Constantino, en esta instancia no cuestionó los hechos juzgados ni la calificación de los mismos, y pidió una condena de 4 años de efectivo cumplimiento.

Argumentos.
En el fallo Cardoso explicó que quedó acreditado que el acusado, quien guardaba una relación de parentesco con las tres damnificadas, abusó sexualmente de ellas. En cuanto a una de las niñas dijo que en ocasión en la cual la menor dormía en la casa de su abuelo materno, cuando tenía entre 7 y 8 años de edad, el hombre la acostó sobre un colchón en la cocina, le tocó sus partes íntimas y le mostró su miembro viril. En otra oportunidad, en la misma casa, la tocó mientras dormía, y el tercer abuso se consumó en cercanías a un basural, donde le bajó el pantalón y la ropa interior a la niña, y le produjo tocamientos.
En relación a las otras dos hermanas, la jueza dijo que quedó probado que en diferentes domicilios, el acusado las tocó en sus partes íntimas y se desnudó ante ellas.
En los argumentos del fallo, Cardoso señaló que “la credibilidad del testimonio de las menores no fue cuestionada ni resulta cuestionable, tal como afirmaron las profesionales que recibieron los testimonios de las niñas y realizaron las pericias psicológicas”. Además agregó que la declaración de la madre de las damnificadas, como así también las de sus abuelos, resultan coincidentes en cuanto a la forma en la que tomaron conocimiento de los hechos.