Condenaron a albañiles por robo con arma

(General Pico) – Dos jóvenes albañiles piquenses fueron condenados ayer a la mañana por la Justicia local, tras se encontrados culpables de un robo a mano armada que fue cometido durante los primeros días del año, en el sector del barrio El Molino de General Pico.
Paola Loscertales, jueza de control sustituta de la segunda circunscripción judicial de la provincia, dictó sentencia ayer al mediodía contra dos jóvenes albañiles, en el marco de una cuerdo de juicio abreviado. En la causa actuaron los defensores Abel Tanus Mafud, Oscar Quiroga y Oscar Ortiz Zamora, y el representante del Ministerio Público Fiscal, Damián Campos.
La magistrada condenó ayer en los tribunales de esta ciudad a Alan Gabriel Blanco (19) y a Gabriel Tarpín Andrada (23), por el delito de Robo agravado con un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada.
En el caso de Blanco, recibió una pena de tres años de prisión en suspenso, y reglas de conducta que deberá cumplir por el término de dos años. En tanto, Tarpín Andrada recibió una condena de tres años de prisión efectiva, y teniendo en cuenta que registra como antecedente condenatorio una condena firme de tres años de prisión en suspenso, dictada el 3 de febrero de 2014 por otro robo con arma, se le unificaron las condenas, componiendo así una pena de cuatro años de efectivo cumplimiento. Loscertales dictó sentencia sobre los hechos que fueron reconocidos por los imputados.

El hecho.
El 5 de enero de este año, a la tarde cerca de las 19.15, en las inmediaciones de la calles 33 entre 6 bis y 8 de esta ciudad, Alan Gabriel Blanco y Gabriel Tarpín Andrada abordaron a un vecino de apellido Zamudio, y le sustrajeron un teléfono celular. Luego, cuando el damnificado intentó recuperar el elemento sustraído por los jóvenes, Tarpín Andrada extrajo de su cintura un arma de fuego, con la cual lo golpeó en la cabeza. Tras lo cual los asaltantes se dieron a la fuga por las calles del barrio El Molino, en dirección al domicilio de uno de los imputados en la causa.

Compartir