“Contradicción no menor”

MANEJO DE PORTEZUELO

A mediados de abril deberá laudar el presidente Mauricio Macri sobre la aprobación o no de la obra Portezuelo del Viento, que contó con el consentimiento de cuatro de los cinco miembros provinciales del Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) que se reunieron el 23 de diciembre.
Previamente, el 31 de este mes se reunirá el Comité Ejecutivo del Coirco, que en el caso pampeano está representado por el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel y Juan Greco. En el encuentro deberá analizarse el plan de llenado y manejo de la presa que presentó hace una semana Mendoza y que fue rechazado por La Pampa.
“Mendoza se contradice con lo que presentó en 2012 ante Coirco, donde dejaba en manos del comité de cuenca los detalles técnicos vinculados al manejo de la presa. Ahora, en diciembre del año pasado, e invocando un artículo de la Constitución mendocina, se arrogan la potestad del manejo porque allí se establece que todo lo vinculado al riego debe estar en manos del Departamento de Irrigación” cuyano, dijo el secretario Schlegel. “Es otra contradicción no menor de Mendoza, que a Portezuelo le asigna el rol de generación eléctrica y no del trasvase de aguas”, añadió.
Schlegel aclaró que los gobernadores de Buenos Aires, Río Negro, Mendoza y Neuquén “aprobaron” en diciembre la obra Portezuelo del Viento, ubicada sobre el río Grande, principal afluente del Colorado que será afectado en su caudal, y no se expidieron sobre el manejo de la presa, lo que sí deberá hacer el Consejo Ejecutivo. “Es probable que los consejeros no acepten que Mendoza se haga cargo exclusivamente del emprendimiento y afecte así el caudal del Colorado, por lo que ante la falta de consenso otra vez aparece la figura presidencial para laudar al respecto”, explicó.
En cuanto al estudio de impacto ambiental de la presa, Mendoza propuso hacerlo pero limitado al ámbito de esa provincia, asignándole al resto de las condóminas del Colorado la tarea de hacerlo a nivel local, desconociendo así al Coirco.

Campaña.
El gobierno ya comenzó a colocar carteles en la vía pública con la consigna “#NoAPortezuelo, en manos de Mendoza”, en el marco de una campaña lanzada para evidenciar la postura pampeana con respecto a la presa y central hidroeléctrica Portezuelo del Viento que la vecina provincia pretende construir sobre el río Grande, afectando directamente el caudal del río Colorado.
La Pampa rechaza la obra porque Mendoza en las Normas de manejo y llenado de la presa, que presentó ante el Coirco, plantea que el manejo del agua quede en manos del Departamento General de Irrigación de esa provincia, como sucede con el río Atuel, que fue confiscado y no llega al oeste pampeano, generando daños ambientales, sociales y económicos.
En el marco de la campaña presentada por el gobierno local, rechazando la obra Portezuelo, se colocará en cada auto oficial también carteles con esa consigna que se repartirá entre los automovilistas que tengan la intención de llevarlo en sus vehículos particulares.