Cooperativa crece rápidamente

EMPRENDIMIENTO TEXTIL DE ANGUIL INCORPORARA CUATRO TRABAJADORAS

A poco de inaugurada, la cooperativa textil “Entrelazando sueños”, de la localidad de Anguil, ya tiene buenas noticias: la demanda que han tenido sus productos obligará a incorporar en breve a cuatro trabajadoras más, las que se sumarán al grupo inicial de seis mujeres. Así lo reveló el intendente de la localidad, quien destacó el apoyo lugareño y la repercusión del emprendimiento, un dato que contrasta con el desinterés del gobierno provincial y su falta de apoyo a este proyecto productivo.
Inaugurada el 25 de octubre, la cooperativa de trabajo “Entrelazando sueños” está conformada por seis mujeres de la localidad de Anguil que durante un año y medio se capacitaron en la elaboración de productos textiles. Durante ese tiempo, Nuria, Nancy, Pamela, Elizabeth, Ana y Silvia hicieron cursos en asociativismo, corte y confección textil e industrial, y marketing y ventas, aprendizajes que les sirvieron para lanzarse al mercado con seguridad y profesionalismo.
El celo puesto en los meses previos, y también en estas primeras semanas de trabajo, está dando sus resultados, según destacó en la audición “La Parte y el Todo” de CPEtv, el intendente de la localidad, el radical Héctor Delahaye. Un celo que se refleja en la calidad del material que confeccionan las mujeres y que ha disparado una enorme cantidad de pedidos, al punto de obligar a aumentar la dotación de la cooperativa.

Idea.
“Cuando asumimos en 2011 vimos una realidad de que había muchas mujeres sin trabajo”, comentó el intendente en el programa televisivo. Para esas mujeres, el único sostén económico era un trabajo temporario en la municipalidad, oportunidad que se presentaba cada 30 a 45 días. “Estuvimos haciendo algunos planes y surgió lo de la industria textil. Trabajamos con el equipo social de la municipalidad, donde estaba la psicóloga social y la asistente, vimos el perfil de cada una de ellas y empezamos con la capacitación”, relató el mandatario comunal.
El trabajo “empezó de cero” ya que ninguna de ellas tenía experiencia en autogestión. “Llevó mucho trabajo y mucha conciencia -remarcó. Hubo personas que estuvieron seis u ocho meses capacitándose sin recibir nada”.
Quien trabajó activamente en la elaboración del proyecto y su puesta en marcha fue Walter García, empleado municipal y actual concejal de la localidad. “Buscamos algo que pudiera ser interesante para Anguil pero también que tuviera salida. Queremos que esto tenga futuro”, afirmó.

Mucho trabajo.
Desde su puesta en marcha, Nuria, Nancy, Pamela, Elizabeth, Ana y Silvia no han parado de trabajar. De hecho ya están pensando en comprar una máquina para hacer ropa deportiva, una variante que estaba prevista para más adelante. “Estamos comenzando a capacitar a 4 personas más porque el trabajo que hoy tenemos excede la capacidad de producción”, relató Delahaye. Esta demanda es resultado del esfuerzo conjunto por “mostrar” la cooperativa, saliendo a recorrer la provincia y mostrar sus prendas en cada oportunidad que se presenta, en particular las ferias de fin de semana.
“La gente nos empieza a llamar encargando ropa porque tenemos un muy buen precio. La semana pasada estuve con ellas y me entregaron la ropa del personal municipal y la verdad que la confección es muy, muy buena”, destacó el intendente. “Un logro importante para la localidad. Recién empiezan y ya tenemos que empezar a capacitar gente porque necesitamos más gente para que siga produciendo”.
Esta primera etapa de la cooperativa se focalizará en fabricar ropa de trabajo y chaquetas. Pero los crecientes pedidos apuraron la adquisición de la máquina para hacer remeras y ropa deportiva, un dato lo que mejora las posibilidades de producción y venta para el flamante emprendimiento. “Las chicas están muy entusiasmadas, porque tienen trabajo. Recuperan la dignidad de un trabajo digno y ahora no tienen que esperar 30 ó 40 días a que llegue su turno en la municipalidad para tener algún trabajito de 10 a 15 días”, contrastó el intendente.

Indiferencia oficial.
El apoyo de la comuna al emprendimiento choca contra la indiferencia del gobierno provincial, que no hizo ningún aporte concreto para la cooperativa, según aseguró Delahaye. El día de la inauguración “no fue nadie” del gobierno, siendo que la comuna había cursado gran cantidad de invitaciones, en particular al Ministerio de la Producción. “Estaban invitados pero no fue nadie”, reiteró el anguilense, quien aportó otra queja grave: “para formar la cooperativa quisimos hacerlo acá (en la Provincia), pero no tuvimos eco”. Ante el desaire local, el equipo se contactó con Alejandro Silva, representante del Inaes (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), quien se ocupó personalmente del tema y “en dos meses obtuvimos la matrícula de la cooperativa”.
El “ninguneo” oficial no se limitó al acto inaugural sino a toda la gestión del emprendimiento solidario, según el intendente. No hubo apoyo alguno para formar la cooperativa, ello pese a que el Poder Ejecutivo tiene una secretaría dedicada exclusivamente a esto. Incluso desde la Dirección de Cooperativas y Mutuales del Ministerio de la Producción, a cargo de Graciela Zapata, le bajaron el pulgar a la idea de crear una cooperativa de trabajo. “Concurrieron a Anguil y nos dijeron que era un proyecto que no iba a funcionar”, recordó Delahaye.

Un pueblo relegado
Desde que Delahaye asumió como intendente, en 2011, el Instituto Provincial Autárquico de Vivienda (IPAV) inauguró tan solo 4 casas siendo que la demanda de la localidad es mucho mayor. “Yo he estado hablando con (el presidente del IPAV, Roberto) Vassia, con (el secretario de Asuntos Municipales) Fabián Bruna…”, deslizó el intendente en tono de queja. Con el dato de solo 4 casas, Delahaye no dudó en señalar que, por lo menos en el rubro de las obras públicas, Anguil es un pueblo relegado por la gestión provincial. “En torno a eso, seguro que sí”, respondió ante el planteo periodístico.

Situación de Consommé
Aunque no es una declaración nueva, los dueños de la fábrica de leche en polvo Consommé han manifestado su interés en reabrir la planta ubicada en el acceso a la localidad. “En este momento está cerrada”, relató el intendente Delahaye. “La semana tuve un acercamiento, una reunión con los dueños y ellos dicen que quieren reabrir la fábrica pero que tienen varias cuestiones…”, comentó.
Desde aquel intento, fugaz y luego frustrado, de ponerla en marcha por parte de otros interesados, la planta ha tenido una inactividad total y en la actualidad se encuentra cerrada, incluso sin cuidadores que custodien los bienes que se encuentran en su interior. “Por ahora no se han llevado nada”, aclaró el intendente.
Para el mandatario, una fábrica de este tipo tiene el éxito asegurado. “”Viendo lo que pasa en General Campos, charlando mucho con el intendente y viendo todo el entorno que tiene una fábrica, estoy convencido que esto tiene que funcionar”, consideró.
Los propietarios de la fábrica “dicen que quieren reabrir, que necesitan hacerlo rápido porque tienen un negocio con el gobierno de la ciudad de Buenos Aires”. Desde la Municipalidad “estamos haciendo el intento, porque de nuestra parte sería lo mejor que le podría llegar a pasar a Anguil, que abriera la fábrica, así que de nuestra parte va a tener todo el apoyo”, anticipó.