Culla estará en el banquillo

GENERAL ACHA: EL CONCEJO INTERPELA A FUNCIONARIO COMUNAL

El Concejo Deliberante resolvió por unanimidad convocar al recinto con carácter de interpelación al director municipal de Comercio y Bromatología, Raúl Francisco Culla. El encuentro se prevé desarrollar mañana a las 20.30, según se conoció ayer en forma extraoficial.
La citación del funcionario comunal estará relacionada únicamente con un interrogatorio elaborado previamente y ya puesto en conocimiento de Francisco Culla, quien deberá aportar respuestas y sobre todo exhibir un cúmulo de documentación, para dar a conocer la actividad desplegada por el organismo a su cargo en torno a habilitación comercial, inspecciones y posibles sanciones impuestas al local del bar “El Culto”.
Allí a mediados del mes pasado se habría originado un entredicho, seguido de una gresca que pasó al exterior del local, culminando con el homicidio del que resultó víctima el joven Germán Ponce, que murió desangrado tras recibir un corte de arma blanca, en el contorno de la plazoleta Eva Perón, ubicada frente al referido despacho de bebidas.

Citación.
Conforme a la temática que reglamenta el procedimiento por la modalidad de interpelación, el Concejo Deliberante desarrolló una serie de acciones previas, que lo llevaron a adoptar esta decisión.
El reglamento interno del CD dispone en su artículo 122: “Por propuesta de un concejal aprobada por mayoría absoluta de los presentes, el Concejo podrá requerir la presencia o interpelación de secretarios y demás funcionarios del departamento Ejecutivo, para que informen sobre asuntos de interés público. La citación se hará en todos los casos como mínimo con 72 horas de anticipación a la sesión en la que deben darse los informes”.

Diálogos.
Cabe acotar que en la actividad previa, los concejales mantuvieron reuniones preliminares e informales con Francisco Culla y con el juez de Faltas, Sebastián Sancho. De acuerdo a las versiones que trascendieron oportunamente, los ediles notaron contradicciones que les llevaron a suponer datos sobre los cuales pretenden a través de la interpelación, poner blanco sobre negro.
Concretamente, los dichos referían a que Culla habría respondido en forma genérica o potencial, lo cual luego fue rebatido por Sebastián Sancho.
Con relación a la clausura del local del bar “El Culto”, sobre lo cual hubo rumores que dieron cuenta del cierre compulsivo en forma definitiva, un vocero consultado ayer dijo que ese local todavía cuenta con una sanción preventiva, aunque paralelamente se lleva a cabo la actuación judicial por la causa de homicidio, en la que el bar -o más precisamente su propietario- se encuentra involucrado dentro de la investigación.
En principio el local incurrió en infracción por permanecer activo en horario no permitido. Además, se acusa que la habilitación había caducado cuando ocurrieron los episodios de referencia.