“De milagro no hubo más muertos”, dicen los investigadores

HOMICIDIO EN ACHA

El juez de control Héctor Alberto Freigedo confirmó la detención de los tres jóvenes implicados por el crimen de Angel Montivero, ocurrido el 12 de agosto ya cuando estaban finalizando los festejos organizados por el 134 aniversario de la localidad.
La determinación del magistrado se produjo durante la audiencia de formalización desarrollada el domingo a la tardecita en la sala del edificio de calle Don Bosco 665. En la oportunidad, los fiscales Juan Bautista Méndez, el sustituto José Luis Coito y el adjunto Francisco Cuenca, informaron a los tres involucrados el hecho que se les atribuye haber cometido, al igual que su correspondiente calificación legal.
Previamente los detenidos fueron trasladados hacia dependencias de la fiscalía, donde prestaron declaración en calidad de imputados, después que recibieron la asistencia técnica del defensor oficial sustituto Juan José Hermúa, quien también los acompañó en la audiencia de formalización efectuada ante el juez.

Calificación.
En un principio el hecho fue calificado de manera provisoria como homicidio doblemente calificado por el uso de arma de fuego y alevosía, portación de arma de guerra, y lesiones leves o graves calificadas por el uso de arma de fuego en concurso real e ideal.
Asimismo el fiscal fundó su petición de que se mantenga la prisión preventiva de los implicados, porque teniéndose en cuenta la pena en expectativa podrían intentar fugarse. Además -continuó Méndez-, hay testigos que aún deben ser entrevistados, así que existen peligros de obstaculización del proceso, toda vez que podrían influenciarlos. A lo que también debe sumarse que el arma que se había utilizado para cometer el hecho, todavía no fue peritada.
Finalmente el juez Freigedo hizo lugar a la solicitud hecha por el fiscal Méndez, desechando de esta forma la propuesta realizada por la defensa, consistente en una sustitución de la prisión preventiva por un arresto domiciliario o con medidas de restricción hacia los testigos, informó prensa de la fiscalía local.

Milagro.
Por otra parte fuentes extraoficiales indicaron que el viernes no hubo más víctimas fatales de milagro, debido a que fueron muchos los tiros que ambos grupos dispararon en plena vía pública. De hecho algunos proyectiles dieron contra la pared de una casa, y hay vecinos que aseguran haber visto varios fogonazos producidos por las armas de fuego que portaban las dos bandas.
De hecho en las últimas horas se hizo presente en la sede policial un hombre que advirtió a los efectivos que su camioneta Ford Ranger doble cabina, también recibió balazos, debido a que se encontraba circunstancialmente allí. Afortunadamente, no hubo heridos.
Por el momento Victoriano Gigena (26 años), Matías Yianonis (27) y Federico Sarricueta (20) permanecen detenidos, acusados de haber asesinado a Ángel Montivero de un balazo mediante el disparo de un fusil, cuyo proyectil ingresó por el glúteo y salió por el estómago. Como así también por haber provocado heridas en una de sus piernas a Jorge Rubén Córdoba (Comita), en momentos que iba junto a Montivero, cuando se conducían en moto por calle Rivadavia e inmediaciones de pasaje La Inmaculada, al suroeste de la ciudad. Hecho registrado el 12 de agosto, alrededor de las 20.
Por otra parte se dio a conocer que el mencionado Córdoba también fue detenido, acusado de haber cometido el delito de abuso de arma de fuego, en circunstancias que se produjo el asesinato de Montivero.