Déficit de 350 mil mensuales

MUNICIPIO DE TELEN REDUJO JORNADA LABORAL Y BAJO SUELDOS

La Municipalidad de Telén tiene una planta de personal sobredimensionada y un déficit mensual de 350 mil pesos. El intendente Saúl Echeveste (PJ) admitió que enfrenta una crisis económica y para paliarla recortó la jornada laboral a 5 horas y, por ende, les bajó el sueldo a empleados contratados y jornaleros.
El jefe comunal afirmó que adoptó estas medidas para evitar despidos y reveló que la comuna volvería a tener sus cuentas equilibradas sólo si los aportes por regalías petroleras serían de libre disponibilidad. Esto último es lo que le van a pedir en forma conjunta los intendentes del oeste provincial, integrantes de la micro región 5, al gobernador Carlos Verna.
También solicitarán no rendir en julio ante la Secretaría de Asuntos Municipales las inversiones que realizarán con dichos fondos. De acuerdo a una ley provincial, los recursos que reciben los municipios por regalías hidrocarburíferas deben ser destinados, un 30% para salarios y el resto para obra pública o equipamiento del parque automotor.
Echeveste apoya una reforma a dicha normativa “para que los municipios recuperen más autonomía, sean autónomos y pueden decidir en qué gastar el dinero que reciben. Si la situación económica sigue de esta manera y, creo que se va a profundizar, lo que no queremos hacer es tocar el 70% de las regalías para pagar sueldos porque, si hacemos eso, estaríamos cometiendo el delito de malversación de fondos, entonces, para no cometer ese delito todos los intendentes estuvimos de acuerdo en plantear el 100% de libre disponibilidad”.
Contar con esos fondos “es sumamente necesario. Somos una población de 1.600 habitantes y el 10% depende del Estado municipal, tenemos 160 empleados. Está sobredimensionado”, admitió.
“La situación económica que teníamos hasta el año pasado te posibilitaba llegar bien a fin de mes y darle una mano a un vecino más de la localidad ofreciéndole un trabajo o incorporándolo a planta permanente. Tal vez fuimos ingenuos en pensar que no iba a repercutir a futuro y hoy la realidad es totalmente diferente”, agregó.

Gran erogación.
Indicó que unos 50 empleados forman la planta fija de los cuales seis tienen categoría 1 y cobran casi el mismo sueldo que el intendente. “El pago de sueldos nos demanda una erogación de $750 mil mensuales y de coparticipación recibimos 400 mil en bruto, es decir, tenemos un déficit de $350 mil por mes. Encima el índice de coparticipación asignado a Telén bajó 4 puntos porque no tenemos grandes ingresos, ferias no hay y los vecinos ante los aumentos de la luz, el gas, transporte, lo primero que dejan de pagar son las tasas, entonces la recaudación es muy poca”.
La quita del 5% a las retenciones a la soja provocó que bajaran “considerablemente” los ingresos del Fondo Sojero, de $120 mil a 25 ó 30 mil pesos por mes. “Qué obra pública podés hacer con ese importe”, se preguntó.
Ante este desolador panorama, la primera medida que tomó fue aumentar las guías de hacienda y después “teníamos dos alternativas: disminuir la carga horaria y el sueldo de los contratados y jornaleros o despedíamos personal. Van a trabajar 5 horas diarias de las 7 que estaban vigentes”.
“Los empleados aceptaron, incluso había operarios de planta que cobraban adicionales y viáticos de las guardias de los fines de semana que dejarán de percibirlos porque cobraron el aumento salarial del 18%. Como tienen un haber fijo, les pedimos que sean un poco más solidarios y piensen que al lado hay un compañero que no está en las mismas condiciones, entonces ese trabajo se lo vamos a dejar a esos empleados a los que les hemos descontado el sueldo”, amplió.

Recorte salarial.
Consultado sobre si estas medidas eliminarían el déficit, dijo que eso ocurrirá “si recuperamos el cien por ciento de las regalías”. Si eso no sucede el próximo recorte salarial afectará a funcionarios y concejales. Sobre la reacción del personal que cobrará menos, respondió: “Estoy contento porque ellos valoraron que fui de frente para contarles la realidad y lo que he notado es que, ante esta situación conflictiva de crisis, el lado positivo es que nos permite unirnos como compañeros de trabajo para salir adelante”.
Echeveste se desempeñó como secretario tesorero de Telén durante los últimos dos años. En ese tiempo, la comuna no pasó penurias económicas. “Me siento muy identificado con el gobierno nacional anterior cuando íbamos a la Casa Rosada y se consiguieron programas, aportes y eso nos permitía darle trabajo a la gente. Obtuvimos un núcleo de acceso al conocimiento, circuitos de la salud, cambiamos computadoras e impresoras en el municipio” y desde que asumió Mauricio Macri la Presidencia “nada de nada. Es más, la cuenta (municipal) en el Banco Nación (para recibir fondos nacionales) hoy está de gusto, no sé si no la terminó cerrando”, finalizó.

“Sumamente delicada”
Echeveste dijo que desde el punto de vista político la situación social en el pueblo es “sumamente delicada porque la gente viene a pedir pasajes de salud, mercaderías y le tengo que decir que no porque no tengo una certeza presupuestaria. Atendemos casos extremos. Pedimos comprensión y solidaridad”. Además, indicó que Telén recibirá $120 mil este año para el programa Pro Vida, un monto mayor comparado con 2015. “No alcanza para nada”, admitió. “Los funcionarios provinciales lo saben, pero también comprendemos que la Provincia magia no puede hacer”, agregó.