Delegación pampeana viajará a Resistencia

(General Acha/Agencia)
Descendientes de las comunidades originarias de nuestra provincia se preparan para viajar a Resistencia, donde tomarán parte en el octavo Encuentro Nacional de Pueblos y Naciones Originarias (Enpyno).
Un adelanto en ese sentido realizó a esta corresponsalía el lonco Miguel Sotero Patiño, quien ilustró que durante el acontecimiento se desarrollan actividades con la presencia de etnias de las comunidades toba, mapuche, qom, wichi, ranqueles, matacos, comechingones y mocoví. Los talleres versan sobre Identidad y Cultura, Jóvenes originarios, Salud, Educación y Producción, Personería Jurídica, Tierra y Territorios, además de la Mujer Originaria.
El lugar fue designado en el transcurso de la anterior edición desarrollada en San Javier (Santa Fe).
En el plenario de cada uno de esos encuentros de pueblos y naciones originarias, en la parte organizativa se designa la localidad sede para el congreso para el año siguiente.
Desde General Acha, se incorporaría una delegación que puede incluir a cuatro o cinco personas de las agrupaciones Panguitruz Gner y Ñancufil Calderón.
La partida de la delegación pampeana se haría un día antes de las jornadas programadas, teniendo en cuenta el prolongado viaje que debe realizar para llegar a Resistencia.

“Una deuda”.
En cuanto a la actividad, el lonco Patiño describió que trabajan “arduamente” en lo relacionado a las organizaciones. Catalogó como uno de los puntos principales el de las personerías jurídicas de las comunidades. “Es como una deuda con las comunidades aborígenes pampeanas que yo conozco”, describió. Añadió que esa deuda se encuadra desde el aspecto individual de la Panguitruz Gner. “Llevamos casi catorce años trabajando en esto, y a la personería jurídica, cuando no le falta una coma le falta un punto, prolongándose los plazos para entregarlas”.
Dijo que la agrupación que él conduce presentó ante el Ministerio de Desarrollo y en el Senado de la Nación proyectos para llevar adelante. Sin embargo “al no estar legalmente constituida nos cuesta que se realice o cedan a ser beneficiados con algunos proyectos presentados”, puntualizó Patiño.

Largo viaje.
El entrevistado asintió que el número de participantes pampeano sería un tanto reducido, sobre todo teniendo en cuenta que el octavo Enpyro importará la utilización de dos días hábiles, que son los utilizados para el viaje. La marcha se iniciará con una etapa hasta Santa Rosa desde donde se sumarán integrantes de comunidades del centro de la provincia. En General Pico saldrá otro contingente, con adherentes de Rancul, Parera y Realicó, por nombrar algunos lugares de procedencia. En total serían unos 30 a 35 pampeanos los que viajen a Resistencia.
La organización Enpyno confecciona talleres y se tratan todos los temas “porque las comunidades aborígenes la problemática es casi idéntica”.
Recalcó que cada cual elige su lugar para volcar su experiencia o decir lo que le pasa a las comunidades pampeanas. Recordó que presentaron una carpeta al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou.