Demandarán a una panadería

EMPLEADOS DESPEDIDOS EXIGEN INDEMNIZACION

(General Pico) – El Sindicato de Panaderos seguirá adelante con la demanda en contra de la Panadería Pérez, para conseguir una indemnización cercana a los tres millones de pesos para tres de los empleados despedidos este año.
El abogado Patricio Rodríguez Petazzi señaló ayer que no hubo avances para llegar a un acuerdo. Luego de la reunión en la oficina de relaciones laborales no se logró más comunicación con los sucesores de Zalaber y tampoco con sus representantes legales. Incluso fueron rechazados los telegramas enviados.
Sobre los sucesores el letrado dijo: “No argumentan nada, porque no contestan”, y supuestamente tampoco tendrían propiedades para responder ante los empleados despedidos. Porque el inmueble donde funcionó la panadería era alquilado, hace tres o cuatro décadas, y el propietario original decidió vender para que se haga allí un nuevo proyecto de locales comerciales y edificio de departamentos.
Ahora el sindicato iniciará la demanda en contra de los sucesores de Zalaber. Un juicio que podría tomar tiempo pero ha sido el único recurso luego de agotar todas las opciones y no tener respuesta de los empleadores.
Tampoco se pudo embargar la maquinaria de la panadería, porque las que fueron presentadas en un inventario judicial de la sucesión eran cosas muy antiguas. Al parecer ya se habían llevado todos los equipos que tenían algún valor.
Cabe recordar, que Zalaber tenía un concurso preventivo de quiebra, por ello no quedó ningún otro bien a su nombre ya que hasta la casa había sido tomada por el banco.

Changas.
Los tres despedidos recibieron un telegrama el 14 de abril, el mismo día en que cerró la panadería. Antes venían cumpliendo con sus labores habituales, si bien ese mes todavía no habían cobrado su salario. Son hombres que tienen entre 19 y 33 años de trabajo en ese comercio. Y ahora están sosteniéndose a base de changas.
Una de las opciones que analizan es lograr poner un emprendimiento juntos, por esa razón el gremio solicitó ayuda al subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá. La idea es conseguirles un espacio para que se dediquen a la panificación.
Los problemas laborales de la Panadería Pérez no son nuevos, ayer el letrado recordó que había empleados en negro y por el despido de una de esas personas pagaron una indemnización.

Compartir