Demoraron a tres personas con LSD y marihuana

(General Pico) – Por segunda vez en pocas semanas, personal policial secuestró LSD 25 en esta ciudad el lunes en horas de la noche. La droga conocida como “ácido” tiene fuertes efectos alucinógenos y psicóticos en general sobre quienes la consumen, e incluso puede producir la muerte.
En la tarde de ayer, el Area de Coordinación Operativa de Lucha Contra el Narcotráfico de la Unidad Regional II informó sobre el operativo llevado a cabo el pasado lunes a las 23.30 en un domicilio de la calle 101.
El operativo fue encabezado por el subcomisario Martín Portillo, con la colaboración de personal de la Comisaría Primera y la presencia del director general de Lucha contra el Narcotráfico, Julio Peralta. El allanamiento fue dispuesto por el juez Federal subrogante, José María Triputti.
En el lugar se secuestraron seis troqueles de LSD 25, con una cantidad de micro dosis a determinar y tres envoltorios de marihuana en cantidades usuales para comercializar, también se retuvieron aparatos de telefonía móvil y elementos usados para la manipulación de drogas.
A raíz del operativo, fueron puestos a disposición del magistrado, dos hombres mayores de edad y una mujer, a quién previo a este procedimiento, le habían secuestrado entre sus prendas dos envoltorios de marihuana. Los mismos previo constituir domicilio, quedaron en libertad.

Misma partida.
Durante diciembre ya se habían secuestrado en esta ciudad troqueles de LSD 25 y la policía estima que por las características de ese estupefaciente, sobre todo por el dibujo impreso, todo correspondería a una misma partida.
Una fuente de esta ciudad al ser consultada por este diario confirmó que una dosis de LSD tiene un valor que ronda entre 300 y 400 pesos. La droga surgida en los años 40 se vende en cartones, pastillas, terrones y en forma líquida.
Esta semana se reportó en la ciudad bonaerense de Bragado que dos jóvenes de 17 y 20 años de edad permanecen internadas por consumo de esa sustancia y en el país también hay registro de casos fatales.