Denunció agresiones y después las negó

CONDENADO A UN AÑO Y MEDIO DE PRISION

(General Pico) – Un vecino de Intendente Alvear fue denunciado por su esposa en tres oportunidades y al llegar al juicio la mujer desmintió todos los hechos en beneficio del supuesto agresor. El juez lo encontró culpable.
Maximiliano Basualdo (26) fue investigado por “lesiones leves calificadas, amenazas simples (dos hechos) en concurso real y lesiones leves calificadas y amenazas agravadas”.
Los hechos denunciados se suscitaron entre noviembre de 2014 y octubre de 2015 en Bernardo Larroudé donde residía la pareja. Con diferentes situaciones de violencia doméstica en las que la mujer, incluso mientras estaba embarazada, fue sometida a golpes con una pala, amenazas con un cuchillo y otras agresiones. Los hechos fueron corroborados por asistentes sociales, médicos, familiares de la mujer y la policía.
Sin embargo, en el juicio la víctima aseguró que algunos de los golpes fueron producto de una caída, que en una discusión por celos él estaba cocinando y tenía un cuchillo pero no la amenazó y el día en que se lastimó con la pala no fue intencional. Excusando en cada oportunidad el relato que hizo al denunciar hechos de violencia de género.
El fallo del se conoció ayer con la resolución del juez Carlos Pellegrino determinó la pena por dos hechos de lesiones leves en un año de prisión de efectivo cumplimiento, considerando además que Basualdo tenía una pena anterior en suspenso y se unificaron ambas en un año y medio.
En otro caso de violencia de género se resolvió ayer con la condena del juez Pellegrino en contra del piquense Jesús Chávez Bastida (25).
Fue sentenciado a seis meses de efectivo cumplimiento por denuncias radicadas desde 2014 y la causa en su contra por “amenazas agravadas por uso de arma, amenazas simples y violación de domicilio, en concurso real”.

Compartir