Desalojan a mujeres y niños en General Acha

USURPACION DE DEPARTAMENTO

General Acha: Frente de la comisaría local.

El juez de control sustituto Diego Asín dispuso el desalojo de tres mujeres y niños que habían usurpado un departamento interno en el inmueble de calle Campos, casi Garrido de la ciudad pampeana de General Acha.
El procedimiento se cumplimentó este lunes por parte de personal de la comisaría, y fue supervisado por el fiscal sustituto José Luis Coito. Además, estuvieron presentes miembros del área de Acción Social comunal.
La medida se efectivizó sin ningún inconveniente, debido a que las adultas que se hallaban en el departamento acataron la orden sin resistencia. Los uniformados procedieron a retirar los muebles, pertenecientes a quienes habitaban allí.

Albergue.
Desde Acción Social del municipio también se prestó asistencia a los niños y mujeres desalojados por la orden judicial, quienes se trasladaron hacia dependencias del albergue del Parque Campos, hasta tanto encuentren un lugar donde vivir. La carga de las pertenencias estuvo a cargo de empleados de la comuna, y fueron trasladadas en un camión hasta ese lugar.
Asimismo los efectivos se quedaron en custodia del departamento hasta tanto se hicieron los trabajos de cambio de cerradura y la soldadura de la puerta de acceso al inmueble. Las tareas se llevaron a cabo en ausencia de su dueño, habida cuenta que no se encontraba en la localidad.

Audiencia.
La orden de desalojo ya había sido notificada a las imputadas durante la audiencia de formalización. En esa oportunidad, el fiscal sustituto José Luis Coito les informó -en presencia del juez de control-, que se seguía una investigación en su contra por el supuesto delito de usurpación, en perjuicio de la familia Pérez. Las implicadas fueron asistidas por el defensor oficial sustituto Pablo Maldini.
En esa audiencia el magistrado Diego Asín dictó la medida cautelar peticionada por la fiscalía, que consistió justamente en el desalojo del inmueble dentro de un máximo de 15 días, lo que se cumplió ayer. A su vez, autorizó a la policía a ejercer la fuerza pública para el caso que haya resistencia.
Mientras se materializó el desalojo dispuesto por la Justicia, los policías labraron un acta donde dejaron constancia las condiciones en las que se encontraba el departamento, los bienes que había allí y pertenecían a su dueño, y las pertenencias que debían sacar porque era de las personas que vivían en ese inmueble.