Despido de trabajador: sin acuerdo entre Corpico y Sipos

NO PROSPERO AUDIENCIA DE MEDIACION

(General Pico) – El conflicto por el despido de un empleado de la Cooperativa Regional de Electricidad (Corpico) sigue sin resolución luego de la audiencia en la que participaron ayer representantes de la entidad y del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (Sipos). En la Delegación de Relaciones Laborales se desarrolló el encuentro que finalizó sin acuerdo y con la advertencia del gremio porque mantendrá asambleas y podría tomar medidas de fuerza.
El despido se produjo el 30 de noviembre, cuando el trabajador de apellido Soloppi se desempeñaba en el área de Agua Potable y Saneamiento Urbano (Apysu) de la cooperativa. El hombre tuvo un accidente laboral y poco después fue cesanteado.
La reunión de ayer comenzó cerca de las 9.30 en la oficina a cargo de David Diván. Allí concurrieron en representación de las partes el asesor letrado de la Corpico, Javier Ramírez, y por el sindicato Darío Caselli y Pablo Paluszczak.
Cuando ya se retiraban del lugar, el abogado de la cooperativa señaló que se pusieron en discusión las posturas de las dos partes involucradas y la delegación buscó de mediar en el conflicto. “Creemos que estaba justificado el despido y ellos manifiestan que habría que haberle dado una posibilidad de descargo. Cumplimos con una prerrogativa legal que tenemos como cualquier empleador, se procede al despido y a pagar el castigo que es la indemnización. No le encontramos otro fundamento a la medida que están realizando”, explicó.
Ramírez dijo que no van a reincorporar al trabajador y no habría otra reunión formal en la delegación, si bien pueden llegar a considerar nuevos encuentros con los delegados gremiales.

Medida extrema.
Caselli señaló que en la reunión de ayer “no pasó mucho, la cooperativa mantuvo su postura, no dio muchos argumentos”. El gremialista aseguró que el despido fue sin causa y a la entidad solidaria se le reclamó por el derecho que tiene el trabajador de defenderse. “La verdad que nos preocupa esto que está pasando porque detrás de ese trabajador hay una familia y es lamentable que esto ocurra en una cooperativa solidaria, entre comillas”, declaró.
El sindicalista analizó que el despido fue una medida extrema porque antes se debería haber realizado un llamado de atención. Caselli indicó que el consejo de la Corpico se toma atributos para despedir a la gente, sin causa o por reclamar, utilizando el dinero de la población. “El día que se hagan responsables y paguen de sus bolsillo será otra cosa”, afirmó.
Paluszczak se refirió a la situación de todos los trabajadores que representa Sipos dentro de la cooperativa que tiene derecho a saber porqué la Corpico toma una decisión y a defenderse. “Hoy lo que se plantea también es la garantía que tiene el trabajador de permanecer en el trabajo y que el día de mañana, se puede equivocar o no, lo despidan”, señaló.
Paluszczak agregó que hay muchos pasos a seguir antes de proceder a un despido, como un llamado de atención, días de suspensión, la posibilidad de descargo e incluso de reconocer si hay un error.
“Ellos asumieron que hubo una mala intencionalidad del compañero de tener un accidente laboral, situación que le llevó ocho días con tratamiento y se curó. No le veo la picardía o qué ganaba el compañero a costo de perder el trabajo”, dijo. Además, el hombre dio aviso de lo ocurrido a personal y también se presentó en la ART.
El representante de los trabajadores indicó que frente a este panorama “quedás expuesto y no hay garantías laborales”. Incluso la cooperativa habría utilizado el despido como una “medida ejemplificadora”.
Los gremialistas afirmaron que no es la primera vez que la cooperativa toma una decisión de forma autoritaria y se muestra inflexible ante las negociaciones.
Las próximas medidas a tomar para el sindicato serán realizar asambleas con el resto de los empleados y determinar lo pasos a seguir, que podrían incluir medidas de fuerza en el lugar de trabajo.