Destacan trabajo de jóvenes oesteños

"ATUEL: EL SILENCIO DE LAS AVES" SE PRESENTO EN FERIA DE CIENCIAS Y SE MOSTRARA EN CORDOBA

Alumnos de Algarrobo del Aguila determinaron que el corte del río interprovincial por parte de Mendoza provocó en la región donde habitan desertificación, de especies vegetales y la migración de especies aves por falta de comida.
Diez alumnos de primer año del colegio secundario “Aguilas del Oeste” de Algarrobo del Aguila junto a la docente de biología y geografía, Laura Zárate, realizaron un trabajo de investigación denominado “Atuel: el silencio de las aves” con el propósito de reflejar la pérdida de la diversidad biológica y de especies de aves en esta zona del oeste pampeano como consecuencia del corte unilateral del río interprovincial por parte de Mendoza.
Lo presentaron en Santa Rosa durante la XXVII Feria Provincial de Ciencias y Tecnologías y volverán a exponerlo en la instancia nacional, que se llevará a cabo en Córdoba, durante la primera semana de noviembre.
Tomaron como área de estudio el Arroyo de la Barda, brazo activo del Atuel en La Pampa, que se encuentra a tres cuadras del edificio educativo. Su cauce permanece seco casi todo el tiempo. La alarma en la población de Algarrobo del Aguila y la Humada se activa, como ocurrió hace algunos meses, cuando la provincia cuyana libera agua de manera inconsulta y esto genera peligro de inundación en los pobladores ribereños.
“La ausencia del río Atuel afecta al ecosistema circundante y al humedal situado a escasos metros del perímetro urbano del pueblo. Evidentemente se ha producido un cambio climático en las regiones de influencia del río provocando desertificación, creciente salinización, desaparición de humedales y de especies vegetales que fueron reemplazadas en forma natural por plantas más adaptadas a las zonas secas (aparecieron alpatacos y jarillas), migración de la fauna y numerosas aves hacia otras regiones por falta de agua y comida”, indicaron los alumnos y su docente, conocedores de la problemática por vivirla de cerca.
“También los pobladores al verse limitados en sus producciones se vieron obligados a dejar su territorio debiendo desplazarse hacia otros espacios geográficos, como General Alvear, para dedicarse a otras actividades económicas. Los que se resisten se dedican en gran porcentaje a la producción caprina. Como consecuencia se generaron pérdidas económicas, culturales y de poblamiento, condenando a la zona a condiciones de aislamiento, pobreza, marginación, desertificación y desterritorialización”, detallaron.

“Una franja verde”.
Los estudiantes trabajaron con cartografía alusiva a la temática y con la lectura de una entrevista realizada por el cineasta Jorge Prelorán a Don José “Cochengo” Miranda -un poblador del lugar- quien comentaba: “Cuando era niño el valle del río Atuel era una mina de oro… ¡una franja verde! El río venía moroso y se repartía en arroyos, bañados, lagunas. Y era llovedor. ¿Sería por el río mismo? Porque parece que la humedad de los ríos cambia la atmósfera y atrae las lluvias. Y había tantos pájaros… ¡recuerdo que hacían un bullicio enorme!…”
Los autores del trabajo concluyeron que la ausencia de agua en la región contribuye a la disminución y reemplazo de la vegetación del lugar, provoca migración de la fauna, de las aves, de puesteros y cambios en la forma de producir.

A Mar del Plata.
Otro logro para el colegio fue haber clasificado a la instancia nacional de los Juegos Culturales Evita, que se desarrollarán en diciembre en Mar del Plata.
En la ciudad bonaerense los alumnos exhibirán una obra de teatro titulada “Detrás de un gran Güemes, se encuentra una gran Macacha”, que hace referencia a la hermana de Juan Martín de Güemes cuyo nombre real era María Magdalena Dámasa Güemes de Tejada y su destacada actuación en la independencia del país. Los adolescentes que actuarán cursan primer año y son Lourdes Verdugo, Fernanda Martínez, Luis Miguel Rosas y Julián Santamarina.
La obra fue escrita por la directora del colegio, Olga Porlay, junto a la docente jubilada Nely Echegaray, quien viajaba casi todos los días desde Santa Isabel hacia Algarrobo del Aguila para los ensayos. Ella, además, se encargó de la confección de la vestimenta de los estudiantes actores.

Compartir