Detienen a un piquense que abusó de sus tres hijas

"EL CHACAL DE LA PAMPA"

Un hombre oriundo de General Pico que está sospechado de haber sometido sexualmente a sus tres hijas menores de edad, fue detenido el lunes a la tarde en la localidad bonaerense de Cañuelas. Se espera que en el transcurso de la semana se haga efectivo su traslado a los tribunales de esta ciudad.
La detención del hombre de 57 años, que estaba prófugo de la Justicia pampeana, acusado de haber violado a sus hijas de 15, 14 y 12 años, se concretó durante la tarde del lunes tras un allanamiento que se llevó a cabo en el barrio Los Aromos de la localidad de Cañuelas.
Según informaron las fuentes consultadas, personal la Subdirección de Investigación (DDI) a cargo del subcomisario Gustavo Grunch, y la Comisaría de la localidad bonaerense, allanaron en conjunto una vivienda en el barrio Los Aromos, ubicada sobre la calle San Juan al 1700, donde se concretó la detención de hombre que estaba prófugo de la Justicia pampeana.
El procedimiento policial había sido ordenado por el juez César Melazo, en el marco de una causa judicial que se lleva adelante contra el detenido por el cargo de abuso sexual agravado, en los tribunales de General Pico, donde habrían ocurrido los hechos investigados.

Abusos.
Personal ligado a la investigación indicó que el detenido mantiene una relación de pareja con una mujer de 52 años, producto de la cual tuvo tres hijas, que ya son adolescentes. La familia vivía en General Pico, donde el acusado, conocido en el ámbito judicial como “el chacal de La Pampa”, abusó de sus tres hijas. Las menores le revelaron a su madre los abusos sexuales a los que fueron sometidas por el acusado, sin embargo la mujer no les creyó su versión de los hechos.
La familia se fue de General Pico para instalarse en Cañuelas, donde el hombre fue empleado como trabajador rural. Tiempo más tarde un día llegó a visitar a la familia, una mujer de 37 años, que es medio hermana de las tres presuntas víctimas, por ser hija de la madre de las adolescentes.
Sin embargo, la intención de la visitante fue sacar a la luz los aberrantes hechos que sufrieran las menores y terminar así con el calvario sufrido. De esta manera la mujer presentó una denuncia formal a la fiscal Norma Pippo.
Tras ello, la Justicia bonaerense ordenó examinar a las menores y el personal médico forense cotejó que dos de ellas presentaban lesiones compatibles con las que son provocadas en un abuso sexual. En tanto la niña de 12 años, al ser abordada declaró haber sufrido tocamientos impúdicos.
Desde los tribunales piquenses se le encargó a la Sub DDI de Cañuelas la detención del acusado que se concretó el lunes a la tarde. Se espera que en el transcurso de esta semana el detenido sea trasladado a esta ciudad por personal de la Brigada de Investigaciones de la UR II, donde será sometido a proceso.

Compartir