Detienen a 3 furtivos

LONQUIMAY: CAZABAN EN UN PREDIO RURAL

Personal policial de Lonquimay, con apoyo de efectivos de Miguel Riglos, interceptó a dos furtivos que cazaban dentro de un predio rural al suroeste de la localidad. Ambos hombres, oriundos de Santa Fe, fueron demorados por unas horas, junto a otro -un lonquimayense- que los esperaba en un auto en una calle vecinal. Se les secuestraron el vehículo, armas de fuego y blancas, municiones, teléfonos celulares, y otros elementos. No llevaban ninguna presa.
Fuentes policiales dijeron que el martes a la tarde, cerca de las 16, recibieron un llamado en la subcomisaría de un productor que denunciaba la presencia de cazadores en su campo, el cual está situado a unos 30 kilómetros al suroeste de Lonquimay.
Hasta allí se llegó una patrulla local y otra de Riglos. Los furtivos recorrían a pie, armados, el predio cuando fueron sorprendidos por un grupo de efectivos. Fueron reducidos y enseguida se constató que había un tercero, en un camino vecinal que los esperaba en un automóvil (un Ford Escort). Se trataba de un lonquimayense (39), hermano de uno de los furtivos, de 42 años. El restante tiene 30, y con el mayor están radicados en la provincia de Santa Fe, indicaron los uniformados.
Los tres fueron demorados y llevados a la dependencia policial. En horas de la noche fueron notificados en libertad a disposición de la fiscalía de turno de Santa Rosa, a cargo de Máximo Paulucci. Se les inició una causa por infracción a la ley nacional 22421 de Protección y Conservación de la Fauna Silvestre; y se les labró un acta de infracción a la ley provincial 1194, con intervención de la Dirección de Fauna.

Secuestro.
En tanto quedaron secuestrados el auto, dos fusiles (un 30,06 y un 2,23) con miras telescópicas, varias cajas de municiones, dos cuchillos, cuatro teléfonos celulares, una cámara fotográfica, y otros elementos de caza.
En tanto, la policía encontró en la cámara de fotos, una imagen de un jabalí muerto Se sospecha que el animal fue cazado en la zona y ya lo habían consumido.