Marcha atrás: devolverán todas las pensiones quitadas a discapacitados pampeanos

El anuncio del gobierno nacional de que se iban a dar de baja miles de pensiones en todo el país, golpeó fuertemente en nuestra provincia. Ahora hay un anuncio de que se dio marcha atrás con la medida.
Desde la semana próxima los 423 pampeanos que cobraban pensiones por discapacidad del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación volverán a percibirlas, en lo que significa un paso atrás en la determinación de dar de baja ese beneficio.
Ayer el diputado nacional por La Pampa, Martín Maquieyra, anunció que “se vuelven a restablecer las pensiones suspendidas temporariamente, por lo que aquellas personas afectadas por esta medida cobrarán retroactivamente las pensiones desde la próxima semana”, aseguró.
El legislador, ante una consulta de este diario dijo que tomó “el compromiso de seguir esta cuestión junto al Colo Mac Allister y Marcelo Guerrero porque sabemos que muchos pampeanos fueron afectados. Quiero dejarlos tranquilos que cobrarán lo que les corresponde retroactivamente y volverán a acceder a las pensiones”.

Retroactivo a febrero.
Esta misma semana el delegado del Ministerio de Desarrollo Social en la provincia, Marcelo Guerrero, le había dicho a LA ARENA que “en el mes de agosto 208 de las 423 personas que recibían pensiones volverán a percibir el beneficio retroactivo al mes de febrero”.
Había sido más preciso para señalar que las que se daban de baja del registro es porque cuentan con una pensión provincial, o se ha comprobado que tienen empleo porque están realizando aportes.
El gobierno nacional tomó la cuestionada medida de bajar de un plumazo 70 mil pensiones en todo el país, y por eso se cayeron las otorgadas en nuestra provincia.
Hubo gestiones desde el macrismo pampeano, y el mismo Maquieyra, junto a Marcelo Guerrero y Carlos Javier Mac Allister hicieron gestiones en Buenos Aires ante el titular del titular de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales Guillermo Badino, funcionario del Ministerio de Desarrollo Social.

Explicaciones.
Pidieron que se analizara “caso por caso”, y así fue que luego de algunos días Guerrero informó que 208 personas ya tienen el alta, e iban a cobrar de manera retroactiva la pensión que es de 6.000 pesos. De las restantes, que todavía no tenían el alta explicó que en algún caso fue porque pasaron a percibir la Pensión Universal para el Adulto Mayor, y que en este caso precisó que los beneficiarios se verían favorecidos porque pasarían a percibir $6.990.
Intentó el funcionario otras explicaciones, como que 113 personas que percibían pensiones tenían además una pensión provincial o derivada (por el fallecimiento de un familiar cercano), 55 que se corroboró habían accedido a un empleo (hacen aportes) con lo que se podría considerar que “su situación cambió” desde que se le había otorgado la pensión.

Sigue la evaluación.
Pero ahora, y luego de aquellas gestiones en Buenos Aires, el diputado Maquiera aclaró -y también lo confirmó Guerrero- que el gobierno nacional “seguirá evaluando cada caso para determinar si cumplen con los requisitos para acceder a la pensión. No queremos que, aquellos que no necesitan la pensión, la estén cobrando porque es una ayuda menos para quien más lo necesita”.
Agregó el legislador que el Ministerio de Desarrollo Social se “tratará de comunicar con las personas a quienes se les suspendieron las pensiones pero que también realizarán comunicados a través de los medios de comunicación”.
“Me alegra que hayamos podido solucionar este tema que tenía tan preocupados a muchos pampeanos. Yo me comprometo, como diputado nacional, a realizar un proyecto para modificar el marco regulatorio que incluye las pensiones y avanzar hacia una propuesta superadora”, finalizó.
El gobierno nacional había dicho que se tomaba la medida de bajar pensiones porque desde 2003 hubo un crecimiento exponencial y las pensiones nacionales pasaron de 150 mil a casi 10 millones en 10 años. Lo menos que podía esperarse es que, antes de cortarlas, se estudiara caso por caso. Es lo que se dice harán ahora.