Dictaron prisión para abusador

HOMBRE SOMETIO A JOVEN DURANTE AÑOS Y LA EMBARAZO DOS VECES

(General Pico) – Marcelo Pagano, juez de audiencia de la segunda circunscripción judicial de La Pampa con asiento en esta ciudad, condenó ayer a la pena de 12 años de prisión a un hombre oriundo de la provincia de San Luis que durante varios años abusó sexualmente en reiteradas ocasiones de una menor de edad, a la que embarazó dos veces. En el último hecho tuvo acceso carnal mientras la amenazaba con arma de fuego.
El magistrado condenó ayer al mediodía a Arturo Martín Gómez (73), como autor material de los delitos de Abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por el uso de arma como delito continuado.
El debate se desarrolló días atrás en los tribunales piquenses a lo largo de tres jornadas, al cabo de las cuales la fiscal Ana Laura Ruffini, durante los alegatos de clausura, había solicitado una pena de 14 años de prisión. En tanto, el defensor Julio Ballari, había pedido la absolución y de manera subsidiaria, que se le mantuviera la prisión domiciliaria que se le había impuesto durante un reexamen de la prisión preventiva.
La causa se inició luego que una joven denunciara haber sido sometida sexualmente durante varios años en la localidad puntana de Arizona por el imputado, que siempre tras consumar el acto, le entregaba una suma de dinero. La víctima de los hechos investigados, integrante de una familia de escasos recursos, mientras vendía quiniela, había conocido al acusado, que se desempeñaba como chofer de la ambulancia de un centro asistencial de Arizona.

Abusos y amenazas.
En una primera oportunidad el hombre la produjo tocamientos en sus partes íntimas a la menor, cuando iban a bordo de un vehículo. Cuando tenía entre 14 y 15 años de edad, mantuvo relaciones sexuales con el acusado sin ser consentidas y bajo amenazas con cuchillos y golpes. Producto de los reiterados abusos sexuales, a la edad de 17 años quedó embarazada del acusado, quien la sometía en una piecita que ocupaba en el centro de salud.
El último hecho, luego del cual denunció los reiterados abusos, ocurrió el 1 de abril del año anterior en esta ciudad, donde vivía la damnificada que había se había radicado en esta ciudad, tras haber logrado establecer una relación de pareja. Ese día recibió un llamado de Gómez, quien la citó frente a la Plaza San Martín, la instó a subir a su vehículo tras intimidarla luego con un arma de fuego. La llevó a las afueras de la ciudad, y debajo de una arboleda, abusó de joven y luego le entregó una suma de 350 pesos en efectivo, tras indicarle que era para la pequeña hija que tienen en común. Producto de este abuso, la denunciante quedó nuevamente embarazada y luego decidió interrumpir el embarazo.

Testimonios.
El magistrado resaltó en el fallo que todos los testigos coincidieron con el relato de la víctima, la cual mantuvo su versión sin cambios luego que pasaran 16 meses entre la denuncia y el debate oral. Además refirió que del informe que realizó la psicóloga forense Adriana Piras, surge que existen “indicadores de abuso”. Pagano al momento de analizar los elementos de la causa, consideró un agravante la innumerable cantidad de hechos perpetrados a través de casi 13 años y el daño provocado en la víctima.
Durante el debate que se llevó a cabo días atrás, declaró la denunciante como así también el imputado, quien manifestó que mantuvo relaciones sexuales con la damnificada desde que ella tenía 14 años de edad, y señaló que los encuentros se daban a cambio de dinero.
También declaró durante el juicio, Vanina Fileni, subcomisario de la Unidad Funcional de Género, área en la cual la joven denunció los hechos sufridos, tras comunicarse con un efectivo policial de la Unidad Regional II, que también es oriundo de Arizona. La funcionaria policial durante su relato hizo referencia al procedimiento en la localidad puntana donde se detuvo al acusado en la vía pública, y al secuestro de un revolver y de otros elementos, como cuchillos, en su domicilio.

Pedido de condena
La fiscal Ana Laura Ruffini, en el marco de un debate de índole privada que se desarrolló durante esta semana en los tribunales de esta ciudad, solicitó que se le imponga una pena de seis años de prisión a un hombre que está imputado por el presunto abuso de una menor de edad.
El hecho que se debatió a puertas cerradas en los tribunales piquenses habría ocurrido el año anterior en el sector del Barrio Malvinas de esta ciudad, y habría tenido por víctima a un adolescente de 13 años de edad. El imputado, según informaron fuentes tribunalicias, guardaría un grado de parentesco con la presunta damnificada.
La funcionaria judicial solicitó que se condenara a seis años de prisión al acusado, por las figuras de Abuso sexual agravado. En tanto, el defensor Oscar Ortiz Zamora se pronunció por la absolución de su defendido y de manera subsidiaria una pena en suspenso.
El juez de audiencia Florentino Rubio, quien coordinó el debate oral que se llevó a cabo a puertas cerradas, el próximo miércoles dará a conocer la sentencia.