Diferencias por el reparto de cargos

(General Pico) En la agonía del año, el comité de la Unión Cívica Radical se apresta a definir los cargos de la Mesa Directiva. Trece son los casilleros que deberán ocuparse en forma proporcional y de acuerdo a los resultados de la elección interna que se realizó el 11 de noviembre.
La puja política está dada entre el sector de los morados, que postuló a Mónica Ramos a la presidencia y los integrantes de la Línea Rosa, que tiene como líder al empresario local, Julio Pechín. A pesar que los dos bandos tienen el mismo ADN político, forjado en las entrañas del partido que fundó Leandro Alem, las diferencias por la distribución de los cargos mantiene en vilo la constitución de la Mesa Directiva.

Desencuentro.
Ayer, Pechín confirmó el descuerdo y consideró que en función de los resultados internos y la carta orgánica del partido, su sector debería ocupar la vicepresidencia y otros cinco cargos más. “La elección (interna) fue muy ajustada, con pocos votos de diferencia entre las listas y, por eso, creo que debemos ocupar la vicepresidencia”, dijo. El empresario atribuyó el desencuentro a la falta de oposición interna, debido a que por años el sector morado que lideró Juan Carlos Passo, prácticamente, no tuvo adversarios que disputen el espacio político.
Pechín también se refirió al caso Petitti y eludió definiciones de fondo por desconocer en profundidad el origen del problema financiero que sacude a la diputada provincial. “No tengo una opinión formada”, dijo, aunque se mostró preocupado por los condicionamientos o posibles limitaciones que pueda tener la legisladora por la situación que atraviesa. Además, reconoció que el tema afectó al radicalismo y melló la imagen.

Cuestión personal.
Por su parte, la presidenta electa del comité local, Mónica Ramos, aseguró que “nadie pidió tratar el tema” de la diputada piquense en la Mesa Directiva y consideró que lo de Silvia Petitti era una “cuestión personal y no política”. Sus palabras sonaron en sintonía con el comunicado, que avaló el comité provincia y los referentes de las líneas internas provinciales, que decidieron congelar el tema cuando las llamas políticas comenzaron a arder cerca.
Ramos explicó que la semana anterior se recibió un informe de la anterior conducción del comité piquense y será presentado a los nuevos integrantes. “Aún estamos en la etapa de constitución de autoridades y del análisis de la documentación que se nos entregó”, explicó.
La proclamación de los integrantes de la Mesa Directiva se había realizado en 10 de diciembre, cuando en coincidencia con los 25 años del retorno de la democracia, se organizó una fiesta frente a la sede partidaria. Ahora, viene el tiempo de las definiciones y de saber quién ocupa cada secretaría.
Una fuente del radicalismo lugareño consultada reveló que el tema Petitti debe ser “tratado y analizado con seriedad”, según sus palabras. “La mesa del comité es política y se asume una conducción política y, por lo tanto, es el órgano donde se debe debatir todo lo que incube al radicalismo, a no ser que ahora se entienda que hay que dedicarse sólo a lo administrativo”, agregó con cierta ironía.