Directora destacó el trabajo de las docentes inclusivas

LA ESCUELA 8 Y EL NUEVO PARADIGMA

Los alumnos integrados son acompañados por docentes inclusivos, lo que les permite compartir sus estudios con pares de la misma edad. “El objetivo es que estén todos incluidos en escuelas comunes, así que hay muy pocos en sede”, explicaron desde la Escuela 8.
La Escuela 8 de esta ciudad hace una importante tarea de inclusión en respuesta al nuevo paradigma. Cuenta con una matrícula de 53, que van desde los 5 a los 18 años. De los cuales 49, cursan en instituciones educativas comunes, en sus tres modalidades: nivel inicial, primario y secundario.
La directora del mencionado establecimiento, Paola Suárez, explicó que aquellos chicos que no pueden cursar en esas escuelas, se los integra por medio de distintas actividades extra institucionales en la EPET 4 y en la Agrotécnica.
Los alumnos integrados son acompañados por docentes inclusivos, lo que les permite compartir sus estudios con pares de la misma edad. “El objetivo es que estén todos incluidos en escuelas comunes, así que hay muy pocos en sede. De todas formas, se hace un seguimiento”, añadió.
En sede la parte pedagógica funciona de mañana, al igual que Educación Física con la profesora Natalia Andiarena, Artística con Paola Arrebillaga, y Música con Verónica Pérez. Mientras que los talleres lo hacen de tarde. Los chicos, ingresan a las 8.30 y se retiran a las 16, así que desayunan, almuerzan y meriendan en la institución.

Paradigma.
Suárez destacó que hace años que la Escuela transita un camino en pos del nuevo paradigma, a partir de la inclusión que proponen las políticas educativas. Un tema importante -dijo-, es que las familias son los que eligen a qué escuela común desean que se integren sus hijos.
“Los docentes se hacen cargo de los alumnos integrados, en un nuevo rol de apoyo al profesor responsable del aula en cuanto a la propuesta curricular, no sólo a los chicos”, indicó.
Expresó que “en este camino hacia la inclusión, es importante entender el verdadero rol de la maestra integradora. La función del docente a cargo del aula es prioritaria, los protagonistas son ellos y los alumnos”.

Rol inclusivo.
La titular de la escuela afirmó que el docente inclusivo no solamente es un asistente personal del alumno integrado. “A esos fines se trabaja, y los logros realmente comenzaron a notarse. Es una forma -a su vez-, de ir en concordancia con lo que propone este nuevo equipo de inclusiva, respecto a sacar los apoyos individualizados”.
La implementación de estas estrategias posibilitan redefinir el rol de la docente integradora, por eso se ha hecho mucho hincapié en esto desde la escuela. “Es una tarea que cuesta llevarla a cabo, pero lo positivo es que cuando se logra, se obtiene una mayor inclusión. “Las docentes se hacen cargo y toman la posta en lo pedagógico, y sólo recurren a las inclusivas como un apoyo, no para depositar todo en ellas”.
El equipo de apoyo está integrado por la fonoaudióloga María Inés Cortada; la psicóloga Marisol Alvarez, la asistente social María Laura Macías; la psicopedagoga Yanina Miranda; y la asistente educacional Jaqueline Ponce.
Las maestras inclusivas son: Daiana Bebaqua; María Soledad Montenegro; Dalila Caram; Patricia Bustamante; Romina Ratto; Cecilia Duarte; Dahiana Weinberguer; Sonia Trivero, y Melina Massolo. Además, del secretario Jorge Rivara.
La directora opinó que “la escuela es de todos, y lo que se logra es el resultado del trabajo de todo el personal, docente y no docente”. Por ese motivo destacó el desempeño y acompañamiento de los porteros: Graciela Ascagorta; Patricia Rodríguez; Gerardo Antenao; Mirta Salvatierra; Olga Magallanes; y Telma Arrese.