Disparos en General Acha: dictan preventiva para un joven

PORTACION ILEGAL DE ARMA DE FUEGO, DAÑO Y LESIONES

El juez de control Héctor Alberto Freigedo dictó la prisión preventiva contra el joven de 18 años, acusado de haber efectuado disparos con un arma de fuego en la vía pública. Uno de los proyectiles impactó sobre el parabrisas de un auto que circulaba circunstancialmente por allí, provocándole lesiones al niño que acompañaba a su madre. Por fortuna, no fueron de gravedad.
No obstante el magistrado resolvió que permanecerá privado de la libertad por cinco días. En ese plazo la fiscalía deberá llevar a cabo diferentes medidas probatorias.
La decisión de Freigedo fue adoptada durante la audiencia llevada a cabo ayer después del mediodía en la sede judicial de calle Don Bosco 665. El fiscal sustituto José Luis Coito formalizó la investigación iniciada contra el imputado. Además de informarle los hechos que se le atribuyen haber cometido, de manera provisoria encuadró los mismos en las conductas tipificadas por el Código Penal Argentino. El implicado estuvo asistido por el defensor oficial sustituto Juan José Hermúa.

Declaración.
Antes de desarrollarse la audiencia de formalización, el adolescente fue trasladado hacia dependencias del ministerio público fiscal, donde debió prestar declaración en calidad de imputado, previo haber recibido el asesoramiento técnico legal de su defensor.
En un principio se le atribuye haber manipulado un arma de fuego, sin contar con la debida autorización para ello, la cual disparó más de una vez en la vía pública, y uno de los proyectiles dio contra un parabrisas de un auto VW Gol que circulaba por ese lugar.
El impacto provocó daños, e hizo que restos de vidrio del parabrisas ocasionaran lesiones al niño que acompañaba a su madre, quien conducía el auto por calle General Paz, esquina Pasaje María Auxiliadora, al sur de la localidad. Esto se produjo en la noche del viernes, con posterioridad a las 22.

Resistencia.
Asimismo el chico debió responder por otro hecho registrado el domingo a la tarde, cuando ofreció resistencia a la detención dispuesta por la fiscalía a raíz de lo que había sucedido el viernes, y por lo cual resultó lesionado un niño. Cuando los uniformados trataron de apresarlo, después de haberlo buscado por más de 24 horas, éste arrojó distintos golpes de puño y patadas contra el personal policial, que finalmente debió utilizar la fuerza mínima necesaria para reducirlo. A raíz del accionar del imputado, un efectivo sufrió lesiones que serían de carácter leves.
Por otra parte fuentes extraoficiales informaron a esta corresponsalía que el motivo que habría generado todo, estaría relacionado con la comercialización de estupefacientes. Es que una de las hipótesis consistiría en que el imputado se alteró porque intentó comprar sustancias prohibidas en un inmueble de la ciudad, pero el presunto proveedor no quiso fiarle. El adolescente iba acompañado por al menos tres personas más, de los cuales algunos serían menores de edad. De milagro no ocurrió ninguna fatalidad.

Compartir