Docente denuncia la usura en su pueblo

VICTORICA

El profesor de literatura del colegio San Juan Bosco de Victorica, Hernán Martín, dijo que el prestamismo ilegal, la usura y el juego clandestino están instalados en la localidad. Pidió la intervención de las autoridades políticas para detener a los usureros.
El docente Hernán Martín (37), del colegio salesiano de Victorica, llamó a “no naturalizar” a los prestamistas irregulares y pidió la intervención de las autoridades políticas locales para detener a los usureros. El profesor de literatura del Instituto San Juan Bosco se refirió al tema por primera vez el pasado 25 de Mayo, durante el acto oficial por los 206 años de la Revolución de Mayo.
“Nuestros representantes se deben hacer cargo de desnaturalizar problemáticas que generan conflictos sociales en nuestro pueblo, lastimando profundamente el bienestar de muchas familias. El prestamismo ilegal, la usura y el juego clandestino están instalados, pero aún nadie ha intentado poner freno”, sostuvo.
Varios vecinos dieron crédito a sus palabras. “Me pasó algo muy particular: muchas personas se han comunicado para felicitarme por la sinceridad de mis palabras y me han contado ser víctimas directas de lo que yo había planteado”, contó Martín a LA ARENA.
“Me manifesté de esa manera porque no puede ser que estemos naturalizando cuestiones que todos sabemos que están mal y los que tienen responsabilidades políticas o comunicacionales miran para otro lado, no es agradable”, señaló.
Además, “el 25 de Mayo es una fecha política y también dije que el paradigma de revolución y libertad se sigue actualizando con el paso de los años. Hoy nuestra revolución es con nosotros mismos, por eso hablé de que estamos naturalizando situaciones que provocan daños a las familias”.

“No hay financieras”.
En Victorica, los prestamistas no tienen un marco legal que los ampare, sin embargo hacen sus negocios a la luz del día. “No hay ninguna financiera, son todos particulares los que prestan dinero, algunos comerciantes, otros nadie sabe bien de qué viven, pero hay quienes han hecho fortunas”. Martín, además de dar clases, es productor agropecuario.
“Hay gente que tiene campo y ha tenido que vender toda la hacienda para cancelar deudas usurarias. He vivido casos de usura desde muy cerca por mi actividad ganadera. Estoy convencido que existe una asociación ilícita entre dos o tres personas de Victorica, Eduardo Castex y dos o tres abogados de Santa Rosa. Todos ellos sacan provecho de las necesidades de la gente”, se lamentó.
Algo que le llama la atención es que, desde hace años, las agencias oficiales de quiniela “conocen a todos los quinieleros clandestinos sin embargo no los denuncian, a pesar que ejercen una competencia desleal e ilegal. Lamentablemente se apuesta mucho dinero y son más los que pierden haciendo apuestas”.
En la zona urbana, “hay dos o tres locales que estarían habilitados como bar, pero en realidad son mesas de timbas, algo que está naturalizado. Todas estas cosas, aparte del daño que le causan a la sociedad, también son injustas hacia los trabajadores que tributan distintos impuestos como ganancias y demás retenciones”.
“A 200 años de la Independencia de nuestra Nación considero que es nuestro deber como ciudadanos reclamar por aquello que nos hace mal como sociedad y nuestros representantes asuman el rol para el que fueron elegidos”, finalizó.

Compartir