Donan los órganos de docente

La trágica muerte de la docente Johana Mailén Ibarra se transformó en un extraordinario gesto de solidaridad. La joven era donante de órganos y su familia respetó su último deseo permitiendo que el Incucai realizara la ablación de órganos.
De acuerdo a lo informado por la página web 25Informa.com, la familia de Johana Mailén Ibarra Sosa, la joven docente que falleció el martes pasado a raíz de las lesiones recibidas en un vuelco en la ruta 20, autorizaron al Incucai a la ablación de órganos a fin de utilizarlos en distintos trasplantes.
La novedad, que recién sale a la luz ahora, convierte en más conmovedora aún la historia de la trágica muerte de la joven. Ibarra, docente en el taller municipal de danzas folclóricas y otros establecimientos educativos de 25 de Mayo e hija de José Daniel Ibarra, jefe de la dependencia policial de Algarrobo del Águila, protagonizó un vuelco el jueves 24 de noviembre en la ruta provincial 20.
La mujer, que tenía 25 años de edad, conducía un Corsa y viajaba junto a su bebé de 8 meses y otras dos mujeres, volvía de Santa Rosa donde tuvo que prestar declaración en el caso de los supuestos abusos en el JIN 12. Fue la más afectada por el siniestro vial al sufrir un gravísimo traumatismo de cráneo que finalmente le costó la vida.
Una vez ocurrido el accidente fue atendida por médicos que pasaban circunstancialmente y utilizaron un camión térmico para trasladarla de urgencia al Hospital de 25 de Mayo. Sin embargo la graves lesiones hicieron que fuera derivada al Policlínico de Neuquén, dónde a pesar de las prestaciones médicas de alta complejidad falleció el martes pasado en horas de la mañana.
Johana era una mujer comprometida con la vida y la comunidad, por eso era donante voluntaria de órganos. Sus familiares ante la inminencia de su deceso dieron vía libre a la voluntad de la joven profesora de danzas.

Movilización popular.
El accidente generó una gran preocupación en los vecinos de la zona, haciendo que un grupo de ellos realizara un reclamo y junta de firmas. El fin de semana varios pobladores autoconvocados vía redes sociales, protagonizaron un reclamo a las autoridades de las área de vialidad de la Provincia y de Nación, exigiendo la urgente reparación de las rutas provincial 20 y nacional 151.
Los manifestantes llevaron adelante, entre domingo y lunes, una protesta en el cruce de ambas rutas, a 15 kilómetros de 25 de Mayo en dirección a Puelén. “Esto es una lucha por la vida, no queremos más muertes, no más accidentes, vamos a agotar todas las instancias, si no hay respuestas iremos al corte”, le dijeron al medio local 25informa.com.

La protesta.
Poco después de la 8 de la mañana del domingo un grupo de vecinos se trasladó hacia el sector que une las rutas provincial 20 y nacional 151, “el cruce del desierto” como se conoce popularmente. Allí se ubicaron a los costados de la ruta, para entregar folletos a los automovilistas que circulaban por el lugar, solicitando una firma para acompañar el pedido de reparación de las rutas, que luego será enviado a los responsables de las áreas de vialidad provincial y nacional. Aseguran que juntaron más de mil firmas.
Estefanía Chambón, una de las impulsoras de la movilización habló con FM Alas, y explicó el sentir popular. “Estuve hablando con el intendente Abel Abeldaño y me dijo que estaban haciendo los trámites para empezar los arreglos en marzo de 2017, también hablé con la
diputada provincial Marcela Coli, me dijo que esta semana se había aprobado en la Cámara de
Diputados”, concluyó.

Compartir