Dos jóvenes demorados

PERSECUCION Y ALLANAMIENTOS EN LA CIUDAD

La policía persiguió a dos hombres que intentaron evitar un control en jurisdicción de la Comisaría Segunda, al sur de la ciudad, y cuando fueron detenidos a bordo de un automóvil se comprobó que estaban alcoholizados.
La persecución no pasó desapercibida por los vecinos de los barrios Indios Ranqueles y Carlos Berg ayer en horas de la mañana. Cerca de las 9 un Peugeot 205 de color blanco pasó por un control en calle 27 y allí su conductor no se detuvo ante la señal policial e intentó escapar yendo hacia el noreste. En pocos minutos, la patrulla los persiguió hasta lograr que el vehículo sospechoso se detuviera en calles 40 y 13.
Sin escapatoria, el hombre que iba al volante y el que ocupaba el lugar del acompañante, debieron responder ante los requerimientos de la autoridad para ser identificados. Con su demora se comprobó que ambos habían ingerido bebidas alcohólicas y dentro del rodado se hallaron botellas vacías.
Los sujetos fueron esposados, con los cargos de resistencia a la autoridad y conducción imprudente, y fueron trasladados a la sede policial. El rodado también fue secuestrado.
Durante la jornada de ayer, antes del mediodía, hubo otros operativos policiales en la ciudad en el marco de una investigación por un robo ocurrido en el mes de abril en calle 29 entre 18 y 20. Uno de los allanamientos se realizó en un domicilio de calles 33 y 104, en pleno barrio El Molino. El otro ocurrió poco después en el barrio Este.