Dos detenidos en Anguil

Dos hermanos oriundos de Lonquimay fueron detenidos ayer a la madrugada en Anguil al resistirse y pelearse con personal policial, luego de haber protagonizado una pelea en el boliche bailable local. Tres efectivos resultaron con lesiones leves al igual que los aprehendidos. Ayer a la tarde fueron liberados.
Fuentes uniformadas dijeron que el hecho ocurrió cerca de las 4. Dos grupos de jóvenes se trenzaron en una pelea y tres policías que estaban como adicionales en el sitio bailable, entre ellos el oficial principal Walter Smit, jefe de la subcomisaría, intentaron calmar los ánimos.
Dos jóvenes hermanos lonquimayenses, de 25 y 20 años, se resistieron al retiro del lugar y comenzaron a forcejear con los uniformados. Producto de ello, los agresores fueron reducidos y llevados a la subcomisaría.
Los policías resultaron con múltiples escoriaciones y golpes en la cara, brazos y cuerpo. En tanto, según los voceros uniformados, los aprehendidos también sufrieron algunas lesiones leves. Todos fueron atendidos en sanidad policial, con sede en Santa Rosa.
Durante la mañana se trasladó a los detenidos a la Alcaidía de la capital provincial, debido a que la dependencia local no tiene celdas, y permanecieron allí hasta la tarde-noche cuando la fiscalía de turno dispuso la notificación en libertad de ambos.
En la subcomisaría se les inició una causa judicial por “lesiones, atentado y resistencia a la autoridad”. Según las fuentes policiales, el mayor de los hermanos tiene antecedentes por peleas en varios pueblos de la provincia.