Dos meses con buena faena

RECUPERACION DEL FRIGORIFICO DE URIBURU

El frigorífico de Uriburu, recuperado productivamente por una cooperativa de trabajo conformada por 30 ex operarios, cumplió dos meses con un nivel aceptable de faenamiento semanal. El principal objetivo de sus impulsores es, ayuda económica de Nación de por medio, ampliar las actividades a cerdos y conseguir el tránsito federal de lo producido, en cuyo caso la planta demandaría una dotación de 120 empleados.
Benito García, integrante de la cooperativa, trazó el buen panorama que tiene el emprendimiento de Uriburu que, tras dos años de estar cerrado, hace sesenta días retomó la normalidad productiva con la faena de vacunos.
“Semanalmente estamos en alrededor de 180 animales por semana, lo que nos permite afrontar los gastos de la planta y que quede dinero para los trabajadores”, explicó a Radio Noticias, añadiendo que de prosperar una nueva asistencia económica requerida a Nación, en el marco de apoyo a las empresas recuperadas, se ampliará el frigorífico para dedicarse también a los cerdos.
De ocurrir esto, a la cooperativa se le abrirá un mercado muy tentador: el de los supermercados de todo el país. Para concretarlo, además, deberá conseguir el permiso del Senasa que habilite el tránsito de los cortes a nivel federal.
García expresó su confianza de que esta apoyatura económica, como la que tuvieron para poner en marcha el frigorífico, le permitirá a la cooperativa sumar usuarios con cerdos, mercado que está viviendo una etapa de auge.
El frigorífico uriburense no cuenta con gas natural, sí un zeppelín que incide en el aumento de los costos de faenamiento. García dijo que se iniciaron actuaciones ante Camuzzi Gas Pampeana, pero que el monto de dinero que insumiría las obras la hacen irrealizable.
Los usuarios de la planta son todos de su zona de influencia y los planes cooperativos apuntan a habilitar una nueva sala de desposte que demandaría la incorporación de 90 nuevos operarios.
Llamativamente, la empresa recuperada no fue inaugurada oficialmente. Su puesta en funcionamiento coincidió con la renuncia del ministro de la Producción, Abelardo Ferrán, quien le dio su respaldo al emprendimiento y acompañó a los ex operarios para gestar la cooperativa.