Eduardo Castex: la causa aún no tiene procesados

CASINOS CLANDESTINOS

El fiscal de Delitos Económicos y contra la Administración Pública, Raúl Miguez, ayer se entrevistó con los presidentes de los clubes de Eduardo Castex y personas que fueron notificadas en los procedimientos por juego clandestino, donde se secuestraron 42 computadoras de apuestas online, ruletas electrónicas y mesas de juegos para apuestas ilegales.
“Se tomaron entrevistas a personas que fueron identificadas en los allanamientos que se realizaron (por juego clandestino), para saber qué conocimiento tenían de la actividad que se está investigando. Como son varias las personas para entrevistar, viajamos nosotros para evitar que se tengan que trasladar hasta Santa Rosa. Entre las diez personas se encuentran los presidentes de los clubes, porque estamos tratando de determinar todo, porque había distintos juego de apuestas, pero tenemos que determinar qué juegos y cómo funcionaban”, explicó el fiscal Miguez a esta corresponsalía.
Los procedimientos realizados en esta localidad son los de mayor magnitud desde que los juegos clandestinos fueron tipificados como un delito, que tiene una pena mínima de tres años de prisión. El procedimiento incluyó allanamientos en las cantinas de Racing Club y el Club Estudiantil y dos bares céntricos.
Cuando irrumpió la policía castense en uno de los edificios se estaba realizando “una partida” de “tutti fai” con la presencia de aproximadamente cuatro decenas de personas.
El fiscal Miguez destacó que las entrevistas con los presidentes Néstor Peinetti (Racing Club) y Rubén Funcia (Club Estudiantil) y las personas citadas a la comisaría castense, permitieron dilucidar aspectos vinculados con la investigación. “Surgieron varios datos y estamos armando el rompecabezas”, dijo.
“Momentáneamente no hay imputados, hay personas identificadas como explotadores de las cantinas, que posiblemente se las convoque como imputadas”, explicó.
-Miguez, ¿tiene alguna responsabilidad la dirigencia de los clubes?
-Estamos tratando de determinar quiénes son los organizadores, los explotadores o quiénes de alguna manera se beneficiaban con el posible juego clandestino. Todavía no podemos indicar a nadie con precisión, estamos en eso. Estamos viendo quiénes explotaban las cantinas. Por ahora, aparentemente los clubes tenían concesionadas las cantinas, y en principio estamos hablando con los dirigentes como posibles testigos para determinar quiénes explotan las cantinas.
-En el operativo hubo cuatro allanamientos. El dato que surgió es que hay dos locales que tienen una misma persona como titular de la licencia comercial. ¿Esto es así?
-Claro. A los presidentes de los clubes los llamamos para determinar quiénes son los concesionarios, nos aportaron documentación. E incluso en uno de ellos le rescindió el contrato (al cantinero) por todo esto (que surgió en los allanamientos por juego clandestino). O sea que más allá del perjuicio que puede sufrir el club por la clausura que dispuso el municipio, no estarían vinculados con el delito.

Pérdidas e inconvenientes
El juego clandestino “económicamente genera un perjuicio al Gobierno (provincial) o Dafas,
pero también genera inconvenientes sociales”, reflexionó ayer el fiscal Raúl Miguez. “Generalmente en los lugares de juego clandestino las reglas de apuestas o juego no son las mismas que hay en los organismos controlados legalmente y muchas veces eso genera conflictos sociales”, explicó el entrevistado. El funcionario judicial consideró que los juegos ilegales “generan pérdidas económicas que repercuten en las familias o en problemas sociales”.