Eduardo Castex: subieron los casos de violencia de género

El jefe de la comisaría departamental de Eduardo Castex, Gabriel Arcajo, admitió ayer que durante el año 2012 “se incrementaron los casos de violencia de género”.
Actualmente un vecino castense se encuentra detenido porque violentó una restricción de acercamiento el pasado 10 de diciembre, en un incidente que se produjo en la vía publica en inmediaciones del Hospital “Pablo F. Lacoste” de esta localidad.
“Actualmente hay casos de vecinos detenidos por casos de violencia de género ocurridos hace unas semanas, y la Justicia ha tomado las medidas correctas, desde mi punto de vista, determinando la detención de los agresores o los involucrados en las causas judiciales de estas características”, destacó el subcomisario Gabriel Arcajo a esta corresponsalía.
El entrevistado indicó que aún no cuentan con las estadísticas oficiales, también denominadas “memoria anual” en la jerga policial, de los hechos ocurridos en el ámbito de la comisaría departamental durante el año 2012, pero igualmente está en condiciones de confirmar el incremento de los causas judiciales labradas por violencia doméstica.
“Hubo un crecimiento desde febrero de 2011 a la fecha y también cambió la respuesta de la Justicia porque por casos de lesiones leves o amenazas los acusados ahora también quedan detenidos y se fijan restricciones de acercamiento; pero cuando ocurren reincidencias en los casos ahí se toman medidas judiciales más severas”, agregó el uniformado.

Pelea en carrera.
El subcomisario Gabriel Arcajo, en tanto, confirmó que se inició una causa judicial por una “reyerta de proporciones” en la carrera de galgos que se desarrolló el domingo en el predio del ex autódromo de Racing Club de esta localidad, entre la familia del secretario de Gobierno de Arizona y una familia cuyos integrantes son de Trenel y La Maruja.
La policía castense ya tomó seis declaraciones, y quedaron cuatro pampeanos imputados en la causa que se tramitará en la Fiscalía de Santa Rosa, a cargo de Fernando Rivarola.
“Entre ocho y diez personas tuvieron participación directa en la reyerta” que se originó antes de la última carrera programada, donde se definían los ganadores supuestamente de un automóvil y una moto por los puntos acumulados durante la temporada en las distintas competencias que se realizaron en varias localidades pampeanas.
“Aparentemente había varios criadores de perros tenían posibilidades de triunfar y los involucrados serían ellos”, indicó una fuente extraoficial.
El secretario de Gobierno de Arizona denunció lesiones y el robo de una suma cercana a los 2 mil pesos, que le habrían sustraído durante la batahola. “El personal policial que había en el predio no pudo impedir que se agredieran porque eran varias personas en la gresca y solicitaron refuerzos”, explicó Arcajo.