El 20 de abril, audiencia en el TIP

PLANTEAN IMPUGNACIÓN EN EL CASO DE ABUSOS DE 25 DE MAYO

Ante el planteo de impugnación propuesto por la defensa, la querella y la fiscalía contra la sentencia por el caso de abusos a niños ocurridos en un jardín de infantes de 25 de Mayo, se llevará a cabo el 20 de abril próximo una audiencia en los tribunales de esta capital pampeana, según informaron las fuentes judiciales consultadas. La audiencia se realizará en el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) que funciona en la Ciudad Judicial de Santa Rosa, donde las partes deberán ampliar los fundamentos ya presentados contra la sentencia dictada por el Tribunal de Audiencia, integrado por Gastón Boulenaz, Andrés Olié y Gabriel Tedín. Participarán el abogado defensor Omar Gebruers, el fiscal general Jorge Marcelo Amado y el querellante Mario Aguerrido, quien reemplaza en ese lugar a Armando Agüero, recientemente asumido como fiscal general de General Pico. Los jueces condenaron al profesor de Educación Física, Marcelo Tatavitto, a 18 años de prisión por haber sido encontrado culpable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante contra tres niños que concurrían al JIN 12 de 25 de Mayo. Por dos de esos casos, fue condenada también la docente María José Tello, pero no se le imputó el delito de abuso sino el de incumplimiento de los deberes de funcionario público, por eso su pena fue mucho menor: tres años y seis meses. A su vez, condenó a siete años de cárcel a Oscar López, quien se desempeñaba como rector del Colegio Alfageme, y a la otra maestra jardinera Gabriela Bastías por considerarlos culpables de un caso de abuso sexual gravemente ultrajante. La sentencia de este caso estuvo envuelta en una polémica desde que se dio a conocer. Es que el abogado Gebruers denunció que un borrador del fallo se filtró un mes antes de su lectura, por lo que presentó una denuncia para que se investigue lo sucedido y además el Superior Tribunal de Justicia (STJ) también comenzó un proceso administrativo en ese sentido. En declaraciones a este medio, el abogado Gebruers afirmó que el fallo es “un mamarracho jurídico” y que “no tiene absolutamente ningún fundamento”. Sobre la filtración de la sentencia que se investiga, agregó que “es un hecho de corrupción” y que existió “un prejuzgamiento absolutamente claro”.

Compartir