El PAMI efectúa auditorías en la ciudad

(General Pico) – Personal de la sede del PAMI piquense salió ayer a la calle para acercarse a sus afiliados y brindar en plena zona céntrica la atención de consultas. Alina Acebal, titular del centro local, explicó que este año implementaron las auditorías en las diferentes instituciones que atienden a los adultos mayores, como clínicas, consultorios, centros especializados, y otros.
“Este es un programa a nivel nacional denominado “PAMI en Comunidad”, que tiene como objetivo llegar a la población”, señaló, y una forma es la instalación del puesto en la esquina de las calles 15 y 22 para atender a los vecinos.
Algunas de las dudas que se presentaron fueron acerca de los requisitos y el trámite de afiliación y también cuestiones puntuales como la que planteó una afiliada quien manifestó que al momento de realizarse un análisis le quisieron realizar un cobro indebido por un insumo que tiene cobertura. “Todas las prestaciones que brinda PAMI son gratuitas”, dijo Acebal y afirmó que ahora deberán comunicarse con el centro que quiso realizar esa maniobra para que no vuelva a suceder.
Otra de preocupaciones recibidas fue con respecto a un consultorio médico en el cual a los afiliados de PAMI se les impone un horario fijo para retirar las recetas. Una práctica que “no corresponde”, dijo la referente local.
“Lamentablemente algunos prestadores tienen un trato discriminatorio”, explicó, pero todos deben atender a los afiliados como lo hacen con el resto de las obras sociales y ofrecer calidad y también la calidez necesaria cuando se trata de adultos mayores.
Sanción.
Auditar y sancionar es otra de las cuestiones que este año viene trabajando la unidad piquense del PAMI. El adulto mayor no quiere denunciar situaciones que le ocurren ya que luego debe volver a atenderse con el mismo profesional, o prefieren hacer algún tipo de reclamo que sea anónimo que es una opción aceptada.
Las denuncias se pueden realizar en la agencia o por teléfono al 138. Una de las iniciativas para lograr mejoras en el servicio fue este año retomar las auditorías que hace mucho tiempo que no se hacían en la ciudad. Son controles sin previo aviso que se hacen a los prestadores, por ejemplo se llega a una de las clínicas de la ciudad con médicos y personal del servicio social y se dialoga con los afiliados internados, se verifica la actualización de las historias clínicas y cualquier irregularidad administrativa y del servicio.