El Senasa decomisó 254 costillares en 25 de Mayo

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó más de tres toneladas de carne bovina con hueso en 25 de Mayo. Eran 254 costillares bovinos, hallados ocultos en un camión de cargas generales que se dirigía desde la localidad pampeana de General Acha hacia Neuquén capital.
El procedimiento se realizó el domingo por la noche en el puesto de control de la barrera zoofitosanitaria ubicado en 25 de Mayo. Allí, los agentes que inspeccionaron el transporte detectaron 254 costillares bovinos disimulados entre cajas de galletitas y otras mercaderías.
Desde Senasa informaron que “ninguno de los costillares estaban rotulados, ni siquiera contaban con la documentación sanitaria requerida ni con las condiciones para asegurar su inocuidad, lo que implica un grave riesgo para la salud de los consumidores y para el estatus zoosanitario de la Patagonia”.
Posteriormente a labrar el acta correspondiente, los agentes “decomisaron y destruyeron la mercadería en cumplimiento de la normativa vigente”.

Barrera.
En su boletín informativo, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, manifestó que “la Patagonia es una zona libre de fiebre aftosa sin vacunación, por lo cual el ingreso de productos de origen animal susceptibles de transmitir dicha enfermedad está prohibido”. Cabe recordar que el gobierno de La Pampa viene luchando desde hace tiempo para que se levante la barrera fitosanitaria y así poder vender asado con hueso desde el río Colorado hacia el sur. El gobernador Carlos Verna había definido a la barrera como “una aduana interior” y además había manifestado que “nos dicen que necesitan tiempo para negociar. Fijen un plazo cierto, no nos obliguen a recurrir a la Justicia, no sean necios”.
El gobierno pampeano ayer se hizo eco del operativo y entre otros puntos, remarcó que “el comunicado en el que Senasa informó del operativo incurrió en el mismo ¿error?” al recordar que “la Patagonia es una zona libre de fiebre aftosa sin vacunación, por lo cual el ingreso de productos de origen animal susceptibles de transmitir dicha enfermedad es controlado por el organismo”.
“La Pampa, también Patagonia -se insiste- es zona libre de aftosa con vacunación. De hecho, amparándose en esa diferencia ‘con/sin’ el Senasa se resiste a levantar la barrera, lo que a esta altura es casi como mirar para otro lado con el contrabando. Por más que, cada tanto, informen de algún secuestro con bombos y platillos”, destacó finalmente el gobierno pampeano.

Compartir