El TIP confirmó la condena por abuso a trabajador rural

LA JUSTICIA PIQUENSE LO SENTENCIO A SEIS AÑOS DE PRISION

El Tribunal de Impugnación Penal (TIP) de la provincia confirmó ayer a la mañana, la condena de seis años de prisión que le impusiera meses atrás el juez de audiencia de esta ciudad Carlos Pellegrino, a un trabajador rural del norte provincial que sometió sexualmente a una menor de edad.
El recurso de impugnación había sido presentado por Carlos Febre, defensor del imputado, quien había objetado el fallo tras aducir que se había violado el principio de congruencia en los hechos descriptos por parte de los acusadores. Además se pronunció por la absolución del trabajador rural tras argumentar que se había tratado de un acto sexual consentido por parte de la víctima, una menor de 16 años.
“Resulta indudable que el agravio no es más que un intento legítimo, de justificación o exculpación, que estratégicamente planteó la defensa del condenado frente a la delicada posición procesal en que se encuentra, ello a partir de la prueba producida y cuya responsabilidad resulta una derivación razonada de un detallado análisis efectuado por el juez”, indica la resolución del TIP.
Con respecto a la existencia de un presunto consentimiento de la víctima, el Tribunal indicó que “sin perjuicio de haberse acreditado o no la preexistencia de una relación amorosa entre ambos, nada indica que esa relación justifique al acusado a mantener relaciones sexuales cuando él tenga ganas y menos aún contra la voluntad expresa de la otra persona”.
Además, los firmantes agregaron lo siguiente: “En tal sentido, fue el mensaje de texto que el padre de la victima alcanzó a leer en el celular de su hija, donde el imputado se disculpaba por lo que había pasado, y que tenía toda la razón de no querer hablar con él, conforme al testimonio brindado por el propio padre durante el proceso”.

Debate.
El juez piquense dictó sentencia el 23 de junio de este año, contra un empleado rural oriundo de la localidad de La Maruja, que sometió sexualmente a una menor de edad, tras considerar que fue el autor del delito de abuso sexual con acceso carnal.
El hecho que se debatió a puertas cerradas por tratarse de un delito de índole privada, a lo largo de tres jornadas en los tribunales locales, fue denunciado por los padres de la víctima en el mes de abril del año anterior. Los adultos aseguraron que su hija, cuando tenía 16 años de edad, fue abusada sexualmente por un hombre que es conocido del grupo familiar.
El imputado a la largo del debate reconoció haber mantenido un encuentro sexual con la damnificada, pero explicó que se había tratado de una relación consentida. Ese fue el punto de divergencia entre las partes, puesto que la existencia de los hechos quedó acreditada por el testimonio mismo que brindaron los implicados ante el juez.
Pellegrino, al momento de dictar sentencia, hizo lugar al pedido planteado por el entonces fiscal Alejandro Gilardenghi. En tanto, la querella, representada por el abogado local Sergio Fresco, había pedido una condena de ocho años, y la defensa se había pronunciado por la absolución del acusado.

Prisión de cuatro años para joven
El juez de audiencia local Florentino Rubio condenó a seis meses de prisión ayer al mediodía, a Miguel Alejandro Salinas (23) como autor material del delito de lesiones leves. Además le unificó dicha condena con la que le fuera impuesta el 4 de julio de este año, componiendo así una pena única de cuatro años de prisión efectiva.
El caso se resolvió por intermedio de un acuerdo de juicio abreviado que fuera convenido por la fiscal Ivana Hernández y por el defensor oficial Guillermo Constantino.
Con la aprobación de las partes, como así del damnificado y del imputado, el magistrado dictó sentencia sobre la base de un hecho que ocurrió el 25 de febrero, cuando Salinas golpeó con un elemento contundente (habría sido un revólver), a un joven que caminaba sobre la calle 2 entre 35 y 37. A raíz de la agresión, Salinas le provocó heridas de carácter leve al denunciante.

Compartir