“El asesino quedó en libertad”

EDUARDO CASTEX: EN TRES MESES MATARON A SUS DOS HIJOS

Un vecino de Eduardo Castex pide por justicia tras un crimen ocurrido en Toay. El joven que confesó su autoría recupero la libertad el 4 de enero porque cumplió 18 años. Ahora habría radicado denuncias contra el padre del asesinado.
“El asesino de mi hijo el 4 de enero cumplió 18 años y quedó en libertad. No entiendo como es la Justicia, porque ahora encima me hace denuncias falsas a mi, cuando tengo testigos y gente que me conoce que a Toay solamente voy a visitar la tumba de mis hijos y después regresó a Eduardo Castex”, manifestó el vecino castense José Alberto Puebla a esta corresponsalía. “Este muchacho estaba alojado en el IPESA, y como cumplió los 18 años quedó en libertad, y él confesó que era el asesino de mi hijo, y dijo que nunca se arrepintió de lo que hizo, donde lo mataron peor que a un animal”, agregó el trabajador rural.
La vida de José Alberto Pueblas no fue fácil, como él mismo lo expresa. Cuando sus hijos eran muy pequeños, se separó de su mujer. Los hijos quedaron a su resguardo. Después, se fueron a vivir con su madre en Toay. Pero, lo más difícil, llegó varios años después.
El 4 de mayo del año pasado, le comunicaron que su hijo José Alejandro Pueblas (24) fue asesinado en Toay, por las heridas que le provocaron los atacantes, donde recibió cortes en varias partes del cuerpo, además de golpes. Y el 18 de agosto recibió otro doloroso llamado telefónico. María Guadalupe Puebla (27) fue encontrada muerta en cercanías de la laguna Don Tomás en Santa Rosa, y de acuerdo a la autopsia fue abusada sexualmente, golpeada con un ladrillo y arrastrada unos 500 metros para dejarla semienterrada en un lugar de visibilidad dificultosa.”Siempre pensé que algunas cosas no las podría superar en la vida, pero acá estoy luchando para que se haga Justicia en los asesinatos de mis dos hijos”, dijo.

Crimen familiar.
Puebla tuve ocho hijos. Marcela y Leonardo viven en esta localidad, mientras que Tamara reside en Toay, y despues Lucas, Diego y Diana viven en Santa Rosa con su madre. “A mí hijo lo mataron el tio y los primos, y el que confesó que lo asesinó, está en libertad como si nada hubiera pasado. No entiendo mucho de la Justicia, pero quisiera saber si asesinaban al hijo del juez si está persona andaría caminando por la calle”, especificó.
El entrevistado relató que en el crimen de su hijo “participaron Hugo Juarez que sería el tío de la víctima, y Ezequiel y Fabián Juarez. Fabián se hizo cargo del crimen. El 4 de enero cumplió los 18 años y quedó en libertad, después de permanecer algunos meses en el IPESA. Los otros dos actualmente están en prisión”. Y amplió: “Mi hijo tuvo diferencias con Francisco Juarez, que es hermano de la madre, como también es hermano Hugo Juarez. Y 6 o 7 meses después, lo asesinaron como a un perro en la calle. Pero, estuvo todo planeado. Sabían que mi hijo iba a pasar por esa calle. Lo esperaron. Lo voltearon de un piedrazo, y le pegaron puñaladas por todo el cuerpo. Le clavaron el cuchillo, y lo arrastraron para cortar todo el cuerpo”, relató dolorido.
Ahora que el confeso autor recuperó la libertad, comenzaron algunas denuncias en contra de José y su hijo. Fabián Juarez denunciaría que ambos están planeado un ataque, que cncurren asiduamente a Toay.

Casos.
Los asesinatos de los hijos del alambrador José Puebla tuvieron amplia repercusión social. El primero ocurrió el 4 de mayo en Toay. El crimen ocurrió en la calle Saavedra al 1.700. El lugar está a dos cuadras del boulevard Brown y a siete de la céntrica plaza San Martín. La víctima falleció por las graves heridas que sus atacantes le provocaron con un arma blanca. Pueblas recibió cortes en varias partes del cuerpo, además de golpes. Los investigadores aseguraron que cuando Pueblas fue interceptado, iba junto a un hermano suyo. Este último se fue del lugar y pidió ayuda, pero cuando la Policía llegó no había demasiado para hacer. Pueblas yacía tirado en la vereda en estado crítico. Se convocó a una ambulancia y una médica, atentó a la gravedad de las heridas del paciente, indicó su inmediato traslado al hospital Lucio Molas de esta capital, donde Pueblas murió minutos después.