El colegio secundario Valle Argentino reclama su propio SUM

(General Acha) – El Concejo Deliberante resolvió acompañar un petitorio del colegio secundario Valle Argentino en la gestión para obtener la construcción de la segunda etapa de la infraestructura edilicia en el predio de la calle España, entre Garrido y Dorrego.
La comunidad educativa requiere la construcción de un salón de usos múltiples (SUM), proyectado desde cuando se planificó la radicación de dicho establecimiento educativo en el marco de la reforma educativa en la década del 90. La primera parte se habilitó en 1999, poniendo en marcha el nivel polimodal. Pero hoy el Valle Argentino cubre otras especialidades, como es el Instituto de Formación Docente.
Entre los fundamentos, se esgrime que con el aludido SUM, el colegio podrá concentrar mayor cantidad de actividades propias de la vida institucional, cuya carencia dificulta la calidad de la oferta educativa, como lo afirmaron los ediles al tratar una solicitud.
En la parte resolutiva, el CD recomendó acompañar y avalar la construcción de la segunda etapa de la infraestructura que incluye el SUM en el colegio.

Avales.
Con más de un millar de firmas que avalaron el petitorio, el instituto Valle Argentino solicitó el acompañamiento municipal, además de dirigirse a autoridades provinciales haciendo conocer su inquietud y sostener el petitorio.
“Consideramos que nuestra solicitud es un aporte a la comunidad, ya que su construcción permitiría por un lado y como educación educativa, disponer de un espacio físico para el desarrollo de actividades de educación física, culturales y artísticas de ámbito escolar. Por otro lado, optimizar el uso socio comunitario y deportivo del Centro de Educación Física, que se encuentra colapsado por la demanda de las escuelas del medio”, refleja.
“Las políticas educativas implementadas en el marco de la Nueva Ley de Educación Nacional 26206 tienen como objetivo garantizar el cumplimiento de la obligatoriedad de la educación secundaria. Este carácter obligatorio debe ir de la mano de la ampliación de la oferta educativa a través de alternativas institucionales, materiales, pedagógicas y de promoción de derechos que se ajusten a los requerimientos locales y comunitarios”, agrega.

Postergación.
El SUM fue proyectado en 1998, quedando postergado al año siguiente, cuando se inauguró la primera parte del edificio. Desde entones fueron innumerables las gestiones de directivos, docentes y comunidad en torno a la continuidad de la obra proyectada. La elevada matrícula que se sostiene en el nivel secundario en Acha hace que sea necesario instalar nuevamente esta posibilidad.
El reclamo está orientado a superar la dificultad que atraviesa el establecimiento para cursar el espacio curricular de Educación Física, para lo cual los alumnos se deben trasladar hasta el CEF, de administración mixta entre el Ministerio de Educación y el municipio achense, o a los clubes deportivos. Pero además “en dichos espacios físicos, los docentes no cuentan con personal de educación para resolver los cuidados previos y pos actividad de los alumnos”, porque en los mismos edificios cursan alumnos de varias instituciones. “Sólo existe la predisposición de la directora del CEF”, sostienen en el petitorio.