El conflicto podría extenderse

(General Pico/Agencia)
La marcha de los estatales por el centro de la ciudad dejó su marca. El bullicio de los manifestantes interrumpió a su paso las labores en las distintas reparticiones públicas. En los discursos se oyeron fuertes ataques contra el gobernador Jorge.
Una numerosa marcha de trabajadores estatales recorrió el centro de la ciudad partiendo de la plaza San Martín alrededor de las 10.30 de la mañana del jueves.
Los manifestantes se detuvieron frente a la municipalidad, la Unidad Regional ll (URII), la delegación del ISS, el registro civil, el centro cívico y se detuvieron para realizar un acto frente al ingreso a la sede céntrica del Banco de La Pampa. La marcha finalizó frente al edificio de tribunales.
Las columnas de trabajadores estaban compuestas por afiliados a ATE, UPCN, Sitraj, Luz y Fuerza La Pampa, CTA, Agrupación Docente Fuentealba. Agrupación Estudiantil Nilda Masci, MTD y trabajadores independientes. A la marcha también se sumaron familiares y amigos de “Chami” Fernández.
La manifestación, con unos 300 participantes, partió de la Plaza San Martín hacia la municipalidad, donde recibieron algunas muestras de adhesión. Debido a que el gremio de los trabajadores municipales no adhirió al paro, se escucharon algunas consideraciones groseras para con Jorge Figueroa, el secretario general del SOEM. De allí se dirigieron a la URll.
Cuando la movilización se detuvo frente a la sede de la Unidad Regional ll, un grupo de familiares y amigos de Juan Carlos “Chami” Fernández, renovó su reclamo de justicia por la muerte del adolescente en una celda de la comisaría Cuarta.
Desde la comisaría Primera los estatales marcharon hacia la delegación del Sempre y de allí se dirigieron al Registro Civil.
Al llegar al lugar se encontraron con las puertas cerradas. El juez de Paz, Jorge Gaitán, anticipó que lo haría en resguardo de las instalaciones y previendo que se reiteren incidentes con trabajadores que no hubieran adherido al paro.
Del Registro Civil se dirigieron a la delegación del centro cívico, donde funcionan distintas reparticiones del estado provincial. En el centro cívico la actividad era absolutamente normal, los trabajadores no adhirieron a la huelga y estaban atendiendo como cualquier otro día. Esto provocó el repudio de algunos de los referentes y fue Alberto Chirino (UPCN) quien reprochó a viva voz la falta de solidaridad de los trabajadores públicos “les gusta que les aumenten, pero no hacen nada por la lucha” acusó el gremialista.

Acto.
De la delegación del centro cívico, marcharon hacia la casa central del Banco de La Pampa donde se produjo la concentración y se desarrolló un pequeño acto en el que hicieron uso de la palabra varios dirigentes. Se dirigieron a los presentes con un discurso que hizo eje en el ataque al gobernador, los gremialistas Julio Acosta (Luz y Fuerza La Pampa), Carlos Ortellado (Sitrasap), Carlos Rossi (Viales), Ceferino Riela (Sitraj) Liliana Telerman (ATE), Cristian Rosso (Agrupación Fuentealba), Alberto Chirino (UPCN), Alfredo Romero (ATE monotribustistas) y el estudiante Ezequiel Kozac (Agrupación Masci).
Luego de escuchar los discursos la movilización se dirigió al edificio de tribunales, donde efectuaron otra ruidosa intervención. Este fue el último punto de la marcha y de allí se produjo la desconcentración.
De acuerdo a lo informado por los organizadores, además de los agremiados piquenses, participaron trabajadores de Intendente Alvear, Rancul y Quemú Quemú.