El intendente Barrionuevo acusa “maniobra política”

(General Acha) – El intendente de La Adela, Juan Barrionuevo, rechazó afirmaciones de la secretaria general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Norma Ojeda, quien denunció públicamente que la comuna de La Adela otorgó mejoras salariales a funcionarios y concejales dejando fuera del alcance a los obreros comunales.
En diálogo telefónico con esta corresponsalía, Barrionuevo encuadró la situación gremial como “más político que otra cosa”, para explicar que a su criterio existen diferencias entre él y Norma Ojeda por “antiguas internas”, en la localidad.
El jefe comunal también pidió dejar en claro que los haberes en La Adela se fijan conforme a un estatuto individual -aprobado por el Concejo Deliberante- sin incumbencia de lo que establece la ley 643, estatuto del empelado público de La Pampa. Esa norma había sido previamente consensuada entre las partes, con intervención de la Secretaría de Trabajo.
Como una muestra, Barrionuevo señaló que el año pasado se otorgaron aumentos salariales del 24 por ciento, de acuerdo a las pautas del Consejo Federal, que regula las pautas desde el concepto de los haberes del intendente. “El sueldo del jefe comunal arrastra a todos”, expresó textualmente.

Finanzas.
Cuando el diálogo periodístico se inclinó a conocer las condiciones financieras de la comuna ribereña, Juan Barrionuevo describió que los ingresos son prácticamente insuficientes para cubrir las necesidades del pueblo. Sin embargo, puso de relieve que en circunstancias debe recurrir a la Secretaría de Asuntos Municipales para requerir ayuda para abonar los sueldos a su personal.
En ese sentido recalcó que la Municipalidad de La Adela tiene incorporado en el estatuto de empleados un adicional del 40 por ciento del salario como zona desfavorable. Además insistió en que desde un tiempo a esta parte, las liquidaciones salariales se realizan “en término”, poniendo en la parte opuesta a anteriores administraciones que pagaba con un singular atraso.

Estatuto.
Aunque sea de suponer que Juan Barrionuevo dio respuestas que favorecen íntegramente a su facultad de gobierno, el intendente insistió que la legislación salarial en su pueblo -al borde del río Colorado y frente a la ciudad rionegrina del mismo nombre- se rige únicamente por el estatuto municipal. “Esto es propio, no la ley 643”, expresó.
Sin embargo, fue reiterativo al explicar durante la entrevista que esa condición no prioriza a los funcionarios, como denunció Norma Ojeda, secretaria de la seccional General Acha de la ATE, en un informe publicado ayer por LA ARENA.
Juan Barrionuevo asintió que días atrás mantuvo un encuentro con “nuevos delegados” gremiales, incluyendo en la visita a su despacho al ex delegado de la ATE, Hugo Ferreira. Además -como lo había dicho Ojeda- estuvieron los delegados de maestranza Diego Cabrera y Gabriel Techera y la de administración Mabel Regueyro.
Dentro de ese mismo contexto, el intendente ratificó que está estudiando la capacidad económica de su administración para otorgar mejoramiento de sueldos. Pero contrapuso que para incrementar dichas asignaciones, correría el riesgo de reducir el personal, con lo que arrastraría a numerosos agentes que cumplen tareas como operarios en condiciones precarias en cuanto a su estabilidad laboral.