Embajador: laguna bajó nivel de agua

INUNDACIONES EN EL NORTE PROVINCIAL

El espejo de agua sigue rebalsando sobre la ruta nacional 35, pero en estos días comenzó a descender el agua (unos 10 cm) pese a que continúa el escurrimiento otras localidades del norte provincial. Para analizar el problema de la ruta el jueves habrá una reunión con vialidad.
La laguna Chadilauquen de Embajador Martini mostró en los últimos días el descenso de su nivel de agua. Redujo en la medición del pasado martes los dos centímetros e inició desde allí la baja de unos 10 centímetros, según confirmó el intendente local, Ariel Bogino.
El jefe comunal se mostró esperanzado con el cambio en el espejo de agua que amenaza a la localidad y viene rebalsando sobre la ruta nacional 35, que alcanzó entre 60 y 70 centímetros sobre la calzada.
Bogino explicó que los ingenieros que estuvieron trabajando en el lugar habían anticipado que si el tiempo acompañaba y no seguía escurriendo agua desde otras localidades. Por ahora el agua llega desde los campos de Caleufú, Ingeniero Luiggi y Arata, con un aporte líquido que también llega desde el norte por la zona de Realicó.
Según se había previsto este iba a ser el comportamiento de la masa de agua. Primero el incremento abrupto por las lluvias, con seis a cinco centímetros de aumento por medición, pero luego la suba se iba a ir moderando hasta estabilizarse e iniciar el retroceso. Una mejora lograda por el rebalse natural de la laguna junto la obra realizada con un canal paralelo para que el agua escurra más rápido.
En la mañana del martes el panorama fue aún más alentador cuando se hizo la medición y se registró el primer descenso y después siguió descendiendo unos 10 centímetros. Aún así hay que “ver cómo se comporta la laguna”, dijo Bogino, porque debe haber un equilibrio entre el agua llega y la que se logra desagotar.
Sobra la ruta todavía hay varios centímetros de agua, afirmó el intendente. La ruta 35 está cortada al tránsito desde las semanas pasadas y solo transitan por allí algunos tractores que sirven de transporte a vecinos que trabajan en la zona rural. Son unos 50 centímetros de agua sobre el pavimento y por la noche es imposible circular, afirmó el intendente.

Preocupación.
El mandatario comunal señaló que comenzaron la semana con una reunión con los productores de la zona, además de mantener contacto con la cooperativa agropecuaria y la Federación Agraria, porque hay una gran preocupación por los campos inundados, los caminos vecinales intransitables y principalmente por el estado de la ruta.
La zona rural más anegada es la que corresponde al norte de la localidad y algunos sectores del sur, porque la región más alta pudo mantenerse sin agua. Quienes han podido salvar su producción se encuentran ahora con el inconveniente de sacarla del predio, y además de los inconvenientes de la red terciaria la ruta 35 es el principal escollo. Allí radicó el principal reclamo y Bogino indicó que están en contacto con Vialidad Nacional y se planificó una reunión para el próximo jueves con las autoridades de ese organismo para saber cómo y cuándo se harán las reparaciones para garantizar el tránsito.
El intendente dijo que así como ocurre con los productores, el ánimo de la población local está afectado. La zona urbana no se vio anegada gracias a los desagües de paso de vía que se hicieron a fines del 2016 y al bombeo para deprimir las napas, pero aún así el agua trajo otros perjuicios.
La situación del campo va a afectar a la localidad, tanto por la producción como por la pérdida de trabajos rurales, y habrá que invertir en obras y mejoras para los cuales el municipio no tiene fondos específicos. Sin embargo, el mandatario refirió que todos los días mantienen el contacto con el gobierno provincial, con Obras Públicas, Desarrollo Social y Asuntos Municipales, y confía en que serán acompañados en la recuperación.

Compartir