Embargos a Sol Obras por incumplimientos salariales

Los asesores legales de la UOCRA estuvieron en el obrador de Uriburu inventariando maquinarias y elementos que quedaron en custodia de los trabajadores. Dicen que la empresa está vaciando los obradores.
Tras la medida cautelar dictada por la jueza María del Carmen García, a partir de la demanda laboral del gremio de la construcción, representantes de la UOCRA junto al abogado Miguel Angel Gavazza se apersonaron en la mañana de ayer en la localidad de Uriburu. Con ellos llevaban el oficio que presentaron ante el Juzgado de Paz, y que procedieron a llevar a cabo en el obrador.
Según el letrado Gavazza, la medida sirve para “asegurarse el pago de lo que se le debe a los obreros” que trabajaron para la empresa hasta que esta abandonó las obras. Los trabajadores serán ahora los depositarios de lo secuestrado, que durante la tarde fue transportado hacia un depósito en Santa Rosa. “El embargo no tiene monto porque no se han determinado todavía las cifras -especificó Gavazza- es una medida cautelar anticipada y urgente que autoriza el código de procedimiento para asegurar el cobro de las deudas con los trabajadores”.
En el lugar había, además de animales sueltos, diversas maquinarias y elementos de construcción. También la medida alcanzó aberturas e implementos de la fábrica de ventanas que allí había. Tanto el gremio como el abogado descuentan que más elementos fueron retirados por la empresa ante la inminencia de la medida, tal cual lo están haciendo en varios lugares de la provincia donde tenían obras a cargo. “Las cosas de valor se las llevan, pero no se sabe adónde”, explicó Gavazza. Incluso trascendió desde el gremio que en la tarde de ayer, un camión de Sol Obras que fue a retirar elementos a un obrador en Santa Rosa fue “echado a patadas” por los obreros.
Hoy seguirán llevando adelante lo dispuesto por la jueza en otros lugares de la provincia. Uno de ellos sería en Toay, donde la empresa ya se habría llevado casi todo. De todas formas, se resaltó que la medida es “cautelar” y “provisoria”. “Ahora queda a custodia de los trabajadores; lo que se hace es asegurar que esos bienes no se los lleven y queden en poder de depositarios que aseguran que todo ese material va a ser para el pago de los trabajadores una vez que se realice”.