Emprendimiento logró cultivos que superan producción media

REALIZARON EXPERIENCIA CON HIDROPONIA

(General Acha) – La Escuela Técnico Agropecuaria (ETA) de esta ciudad lleva adelante un ambicioso y original proyecto a través de la hidroponía, orientado al cultivo de plantas utilizando disoluciones minerales en vez de suelo agrícola.
El emprendimiento iniciado hace cinco años por el establecimiento, fue visitado ayer por estudiantes de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Pampa (Unlpam), que en un espacio denominado Extensión Comunitaria o Rural, realizan una pasantía elegida en General Acha.
Dentro de un túnel se desarrolla una experiencia novedosa sobre todo para los pampeanos, que el desarrollo de cultivo en suspenso sobre agua, prescindiendo del suelo.
El invernadero cuenta con bandejas sobre las que se derrama el agua con la solución química, cubiertas con planchas de telgopor donde se colocaron los plantines de lechuga, con raíz flotante.

Cosecha.
Es un proyecto que nació en la ETA hace cinco años, con una primera experiencia de producción, por cierto muy interesante. Los visitantes manifestaron su sorpresa por los resultados del proyecto, que forma parte de una capacitación didáctica dentro del programa educativo de la Escuela.
Cotejaron detalles de la experiencia en General Acha, con puntos de vista académico. Las plantas de lechuga tuvieron un cultivo de 33 días hasta ayer, con un crecimiento acentuado, reuniendo las condiciones para el corte inmediato para el consumo.
Hace 33 días que se puso el plantin apenas germinada la semilla con dos hojitas. Para compararlas, los docentes dejaron dos plantas testigo colocadas en suelo normal. Estas, apenas han crecido un 20 por ciento con relación a las cultivadas bajo la técnica de hidroponía.
“El crecimiento es impresionante también desde lo higiénico y sanitario, sin plagas ni malezas”, sostuvo el docente Horacio Marín, uno de los entusiastas de este desafío.

Recurso.
Con respecto al consumo de agua subterránea del Valle Argentino, se observa que es mínimo, comparándolo con el que pueda requerir un cultivo en suelo. En recipientes adecuados se preparan dos mil tiros, que se utilizan para las piletas y se reciclan en forma permanente oxigenándose.
Para la Escuela, el plan solo apunta a hacerlo en invernadero a mediana o baja escala para el uso doméstico.
Las fuentes revelaron que la instalación demandó un alto costo y complejidad inicial para el armado del invernadero, con un circuito hídrico preponderante. En 15 metros cuadrados hay 240 plantas, que supera la cantidad que se pueda tener en un invernadero común. La producción superaría el medio centenar de kilogramos de lechuga.
Los universitarios revelaron ayer que de todo lo que han investigado, solamente obtuvieron información sobre emprendimientos en Centroamérica. La ETA tiene un asesoramiento especial del profesional agronomía Eduardo Martín, oriundo de Santa Rosa.