Empresario negó haber arrasado con caldenes

GENERAL ACHA: NEGOCIO INMOBILIARIO

El contador Hugo Reichert negó que se haya realizado un desmonte de ocho hectáreas sobre el Valle Argentino, al norte de General Acha. De esta forma desmintió la información que daba cuentas que en el marco de un negocio inmobiliario se había arrasado con los caldenes antiguos que había sobre los médanos, en cercanías de la escuela Agrotécnica.
En una entrevista con esta agencia el empresario aseguró que “no se ha tocado ningún caldén en las ocho hectáreas en cuestión, sino sólo dos renuevos que estaban dentro del pozo que por muchos años funcionó como cantera, y fueron tapados con arena”.
Explicó que con maquinarias (topadoras) contratadas a esos fines, solamente se volcaron las crestas de los médanos al pozo existente. “De esta manera se buscó y logró minimizar el riesgo que significaban las pendientes casi cortadas a pique de más de 10 metros de profundidad, fruto del abusivo uso de arena registrada muchos años atrás en esa ex cantera. Tengo fotos que documentan esto”, agregó.

Ordenanzas.
Reichert informó que todo lo que ha hecho fue acorde a lo establecido por las ordenanzas municipales. En este sentido dijo que por las ocho hectáreas que tiene planificado lotear al norte de la ciudad, sobre el Valle Argentino, debe ceder a favor de la municipalidad el 14% de las tierras. De ese porcentaje, el 10% para espacio verde y el restante 4% destinado a uso comunitario.
“En un principio había pensado en la realización de un salón de usos múltiples, un estacionamiento o una sala de primeros auxilios, teniendo en cuenta que se trata de un loteo ubicado frente al predio de la escuela Agrotécnica. Luego -prosiguió el vecino de Guatraché-, tomé conocimiento que Cosega pretendía una parcela en la parte más alta, a los fines de poner una cisterna para abastecer de agua a los numerosos vecinos que ya viven en esa zona”.
Según Reichert todo lo relacionado a la cesión del terreno a la Cooperativa de Servicios Públicos, ya es un tema que depende exclusivamente del municipio, toda vez que son sus autoridades las que tienen que definir qué destino le darán a ese 14% de tierras que recibirán cuando materialice el loteo de las ocho hectáreas.

Planta.
Insistió que respecto a la planta potabilizadora que la Cooperativa pretende instalar allí, “el tema surgió de algún comentario que me hicieron en oportunidad de reunirme con miembros de la Cosega o del municipio, y lo ofrecí en caso que fuera técnicamente viable, y sirviera a los intereses de la comunidad de General Acha”.
Señaló que debe tenerse en cuenta que sobre el lado este del loteo circula el acueducto que alimenta de agua a la localidad, el cual está enterrado bajo la calle que va de norte a sur desde la Agrotécnica. “Por esta razón planificó pedir la apertura de esa calle, justamente para evitar daños al caño de asbesto cemento, así que se mantendrá cerrada. Sí solicité hacer una calle al medio del loteo, con el objeto que comunique directamente con el establecimiento educativo”, añadió.
Por último Reichert manifestó que también planteó a las autoridades municipales la posibilidad de realizar la obra de cloacas en toda esa zona, con la intención que además sea incluida a la escuela Agrotécnica. A ese importantísimo servicio, también se suman los restantes necesarios, conforme lo establecen las ordenanzas vigentes.

Compartir