En Abramo el PJ ganó el desempate por 6 votos

PARA INTENDENTE

Julio Clemant del PJ le ganó por 183 votos a 177 a Edgardo Zaikoski de Propuesta Frepam. Mientras que hubo siete ciudadanos que anularon el sufragio o lo hicieron en blanco. Rubén Alvarez dejará el cargo el 10 de diciembre.
El justicialista Julio Clemant se impuso ayer en el desempate electoral por la intendencia que se había realizado en Abramo luego que los dos candidatos empataran el 25 de octubre. El peronista se impuso por 6 votos sobre el radical Edgardo Zaikoski, que iba por la lista de Propuesta Frepam. Clemant obtuvo 183 votos contra 177 de Zaikoski, en tanto hubo siete ciudadanos que no apoyaron ninguna de las dos fórmulas: cinco anularon su boleta y dos lo hicieron en blanco en las dos mesas del circuito.
Así, Clemant sucederá al actual jefe comunal, Rubén Alvarez, que había ganado en 2011 a Zaikoski y que no pudo ser reelecto. En la interna del PJ del 5 de julio, el vernista Clemant le ganó la votación.
El nuevo intendente deberá gobernar con el Concejo Deliberante en contra, ya que en esa localidad Propuesta Frepam se quedó con dos de tres representantes al ganar los comicios por 170 a 167 votos, mientras que el Juzgado de Paz será del PJ que se impuso 166 a 162.
De esta manera, el PJ logró a nivel provincial la intendencia número 56. En las elecciones del 25 de octubre, los dos candidatos habían empatado por 271 votos. Y hubo 19 que prefirieron no apoyar ninguna de las dos opciones, y que obligaron a esta inédita segunda vuelta local. Entre 1987 y 2011, la localidad estuvo gobernada por jefes comunales de la UCR y en 2011 se impuso por primera vez el PJ.

Alvarez deja el cargo.
Rubén Alvarez es uno de los jefes comunales que volverá a la vida cotidiana, cuando el 10 de diciembre le entregue el mando al electo ayer.
Consultado sobre cómo dejaba a la localidad, Alvarez fue categórico: “Totalmente renovado, me hubiese gustado estar un periodo más para continuar con las obras, haciendo más cordón cuneta, con el asfalto, pero no tengo ninguna duda de que el próximo intendente de Abramo va a continuar con este estilo de gestionar, de construcción, de inclusión, sobre todo de encontrarle la vuelta para que todos tengan trabajo en nuestro pueblo”.
“Terminamos de hacer el piso a un galpón de casi 300 metros cuadrados que tenemos en el corralón municipal, además de las obras, hay que mantener el pueblo lindo, limpio, y más cuando uno recibe una gran cantidad de gente como en esta fiesta (haciendo referencia a la del Día de la Tradición)”, dijo.
“El viernes estaremos inaugurando varias obras, algunas que tienen buena repercusión, como la automatización del frigorífico de pollos, donde podemos decir que damos por finalizada esa obra, aunque la idea mía era seguir agrandando la producción primaria de alimentos (producción de pollos) para comercializar en toda la provincia. Hicimos todo el riego asfáltico del pueblo además de un par de cuadras nuevas, obra que no se hacía desde hace 40 años. Son pequeños orgullos que uno se lleva”, agregó.
Finalmente dijo que dejaba un pueblo en marcha, “totalmente revitalizado, este ha sido un pueblo revolucionado en viviendas, hay varias familias jóvenes que a partir de mi asunción decidieron quedarse en Abramo, les dimos la oportunidad del primer empleo conjuntamente con la vivienda, hoy se están fortaleciendo y afincando en su pueblo”.