En el norte provincial hay dos mil huertas familiares

El ingeniero Alberto Muguiro, del INTA Pro huerta de esta ciudad, reveló que en todo el norte provincial hay registradas alrededor de dos mil huertas familiares. Dijo, además, que la cantidad de pequeños productores para abastecimiento propio se mantiene constante a lo largo de los últimos años.
Precisamente, para esos pequeños productores estuvo dirigido un curso abierto de huerta familiar, que concluyó durante la jornada del pasado sábado. Estuvo organizado por el INTA Pro Huerta y se desarrolló en el Area de Cultivos Intensivos que el Centro Regional de Educación Tecnológica (Ceret) posee en un sector del Parque Industrial piquense.
La tarea instructiva contó con la participación de unos 20 asistentes, se realizó durante cinco sábados consecutivos y estuvo a cargo de los ingenieros Alberto Muguiro y Eugenia Ghironi.
“Los destinatarios fueron todas aquellas personas que hacen huertas en sus viviendas, para consumo propio, con la intención de mejorar un poco sus conocimientos. También hablamos sobre túneles bajos, las diversas plagas que afectan a los cultivos hortícolas y las fechas de siembra”, explicó Muguiro.
El profesional consideró que se trataron “temas muy importantes, porque al aplicar esos conocimientos los vecinos mejoran sensiblemente su producción”. En ese sentido aclaró que “el curso estuvo dirigido a aquellos que tienen huertas familiares no comerciales, aunque también se dieron algunas pautas para los que dispongan de espacios como para dar los primeros pasos en una huerta del tipo comercial, o al menos para que puedan vender el remanente de lo que no se consume en la casa”.

Conocimientos.
Por otro lado, reveló que durante el curso se dieron los conocimientos básicos, entre ellos “cómo hacer una huerta, las fechas de siembra, como sembrar y plantar, como hacer el riego, la manera de hacer los surcos y también como hacer los plantines. Además, se brindaron algunos conocimientos sobre aromáticas para huerta familiar”.
El ingeniero aseguró que todos los que participaron del curso son personas que han sido oportunamente asistidas con semillas que provee todos los años el INTA a través del programa Pro huerta.
Ante la consulta, consideró que el número de familias que hace este tipo de prácticas se mantiene más o menos constante en cuanto a la cantidad en los últimos años. Precisó, que según el registro que tiene el INTA, existen casi dos mil en el norte provincial, aproximadamente entre 700 ú 800 huertas en Pico y unas mil en el resto de las localidades del norte.
Dijo que si bien la superficie ocupada depende del terreno o el patio del que disponen, el promedio de la huerta familiar va entre los 50 y 100 metros cuadrados.

Mejoras.
Alberto Muguiro afirmó luego: “Como toda la producción que consiguen es al aire libre, sin ningún tipo de protección, las verduras que producen son estacionales”. Por ello, según explicó, uno de los puntos que se intentó mejorar en este curso fue el referido a las fechas de siembra, protección y calidad de lo producido. “Se trata de aplicar con pequeña tecnología y de bajo impacto económico, una mejora importante en la huerta”, explicó Muguiro.
En la actualidad no se están entregando semillas en el INTA por estar fuera de época, ya que esa tarea se hizo desde fines de febrero hasta abril. Por ello, la próxima entrega será en la primavera. De cualquier manera, los interesados en recibir asesoramiento deben dirigirse a la delegación local del INTA.