En I. Alvear, terrenos a 13 mil pesos

Mientras en Santa Rosa y gran parte del país se debate el acceso a la tierra y la imposibilidad de muchos interesados de lograr ese objetivo frente a la especulación privada, en Intendente Alvear la solución se generó desde el propio municipio, que no hizo otra cosa que ayudar a quienes debe responder con su gestión: los vecinos.
Eduardo Pepa, intendente de esa localidad del norte provincial, explicó el plan que el año pasado puso en marcha y que le permitió vender más de 300 terrenos a un valor inferior a los 13 mil pesos y, fruto de ello, recaudar un millón de pesos para las cuentas de la comuna.
“En febrero del año pasado venían un montón de chicos a decirme que tenían 40, 50 mil pesos y no podían comprar un terreno por lo caro que estaban. Ahí se me prendió la lamparita y en marzo decidimos que el municipio compre cuatro hectáreas. Las loteamos y vendimos 230 terrenos a 10 mil pesos cada uno”, explicó Pepa.
Esa cantidad no alcanzó ante la demanda y por eso el municipio compró otras dos hectáreas, que se lotearon y luego se vendieron otros 72 terrenos a 13 mil pesos cada uno. Pocos meses después se firmaron los boletos de compra-venta y se avanzó con las escrituras.
“Hicimos un gran negocio inmobiliario, la municipalidad ganó plata. Es un negocio redondo porque a mí me sirve para incrementar el índice de coparticipación y a la gente para pensar en su casa propia. En la primera quinta invertimos algo más de 500 mil pesos y al municipio le quedó 1 millón de pesos de ganancia, que nos permitió comprar una Champion (sic) cero kilómetro”, aseguró Pepa a Radio Noticias.
Los terrenos tienen la misma medida que las casas del IPAV: 10 por 30 metros. Según el jefe comunal hay más de 25 construcciones en marcha y varias de ellas en el marco del plan nacional de acceso a la vivienda Procrear.

Ayuda.
¿Por qué a 10 o 13 mil pesos y no un valor superior cuando los terrenos se cotizan tan por encima de esos valores? Pepa tiene la explicación: “Es que queremos que tengan acceso a empezar a construir, se lo vendemos a 10 o 13 mil pesos para darle la posibilidad de hacer los cimientos, a muchos de ellos los estamos ayudando a levantar su pieza, su baño. Esa es la diferencia, le vendemos un terreno que de otra forma, es decir un privado, no le iba a cobrar menos de 70 mil pesos”.
Pepa también detalló que se hizo un arreglo con la Cooperativa de Electricidad mediante el cual se otorga luz, agua y alumbrado público a cambio de 7 mil pesos de los cuales algo más de dos mil pesos son al contado y el resto en cuotas de 500 pesos.
“La quinta donde loteamos dos hectáreas la pagamos 350 mil pesos y vendimos por un millón, es decir que nos quedaron 700 mil pesos y con eso asfaltamos, renovamos el parque automotor, hicimos la rotonda de los Inmigrantes, compramos un colectivo. Sería muy bueno que se den una vuelta por Alvear y vean con sus propios ojos porque escucho mucho hablar del Procrear pero nadie dice que un intendente compró terrenos y los vendió por 13 mil pesos”, se entusiasmó el intendente, que llegó al municipio por el Frente Vecinal Alvearense (Freveal).

Soja.
Pepa dijo que le comentó a varios intendentes su iniciativa, aunque no incluyó en esa lista a Luis Larrañaga, jefe comunal de Santa Rosa, un lugar donde hay un fuerte reclamo social por los precios altísimos de los terrenos que dificultan sobremanera a los beneficiados por el plan Procrear.
“En Alvear está mucho más cara la tierra que en Santa Rosa. Las quintas cercanas al pueblo hoy tienen un costo de 35 mil dólares la hectárea, y tenemos la particularidad de que donde hay dos metros libres te siembran soja, vienen los pooles y siembran, entonces acá la tierra está muy cara”, lamentó.
Pepa, en tanto, calificó como “espectacular” el plan Procrear y aseguró que en Alvear muchas obras aún no pueden comenzar “porque no se consiguen albañiles”.

“Estoy desesperado”
Luego de hablar de la compra de terrenos, Eduardo Pepa pasó a un tema completamente diferente y que, según dijo, lo tiene “preocupado y desesperado”, es la inseguridad. El intendente fue víctima de un violento robo en su propia casa hace más de un mes y el hecho aún no fue esclarecido por la policía.
“Estoy desesperado, el robo en mi casa no se esclareció, hace más de un mes y no tengo noticias, si se repite lo que pasó en mi casa no lo dudo, me voy. Yo lo tengo esclarecido, fueron gente de afuera, la policía tiene el mismo hilo que yo, pero a la justicia parece que se le enredó la madeja”, ironizó.
Pepa afirmó que si familia “está destruida” por el incidente y agregó que las cuestiones de seguridad le quitan “las ganas” de seguir. “El flagelo más profundo es la droga, podemos de llenar de policías la provincia pero si no combatimos eso, es inútil. Ojo que los padres también nos hacemos los distraídos, hay varias patas que tiene el problema y cada uno debe atender el suyo. Lo que me dio esperanza es que hablé con el nuevo ministro de Seguridad (por Leonardo Villalva) y me dio optimismo. Por lo menos hizo algo muy importante que fue salir a la calle, hace rato que en las puestos camineros de la Policía no paran a nadie”, concluyó.