Encapuchados, armados y en moto asaltaron un kiosco

GENERAL PICO

El hecho se registró el sábado pocos minutos después de las 22. En el lugar actuó más de una docena de policías. Los investigadores analizarán la grabación de la cámara de seguridad. Es preocupante el crecimiento de este tipo de episodios violentos en la ciudad.
Autores desconocidos cometieron un asalto a mano armada el sábado a la noche, en el interior de un kiosco que está ubicado en el sector del Barrio Pacífico de esta ciudad. Luego se dieron a la fuga tras llevarse una suma aproximada de 1.500 pesos en efectivo. Es preocupante el incremento de estos hechos violentos en la ciudad en las últimas semanas.
El hecho, confirmado a LA ARENA por el comerciante damnificado Alejandro Muñoz, se registró el sábado alrededor de las 22.10, en el momento en el cual la persona que estaba a cargo de la atención al público del “Maxikiosco La 13”, ubicado en la esquina de las calles 13 y 26, en el sector del barrio Pacífico de esta ciudad. Esta fue abordada por dos individuos que ingresaron con intenciones de robo al local. Según informó el comerciante, los intrusos tenían el rostro cubierto con capuchas y uno de ellos esgrimió un arma de fuego con la cual le apuntó al empleado del kiosco y le exigió que le entregara el dinero que tenía guardado en la caja registradora, y que era producto de la recaudación del día.
Después de un rápido accionar, tras obligar al kiosquero que se tirara al piso, los delincuentes se dieron a la fuga. Se llevaron dinero en efectivo.
“Entraron dos jóvenes, uno con un arma y le apuntó al que estaba haciendo el turno. Uno de ellos se dio vuelta, fue a la parte de la caja y yo tengo por costumbre a esa hora sacar la recaudación del día. Se llevaron entre 1.400 y 1.500, que era todo el cambio, porque hacía poco que había cambiado el turno”, indicó el comerciante en diálogo con este medio.

Trabajo policial.
A poco que se retiraran los delincuentes del comercio, la víctima de este asalto logró sobreponerse y dar rápido aviso a la policía, que a los pocos minutos llegó al lugar. En el inmueble trabajó personal policial de la Comisaría Primera y de la División Criminalística de la Unidad Regional II, que levantó distintas huellas y realizó tomas fotográficas. También se hizo presente el comisario José María Giordano, a cargo de la dependencia policial que tiene jurisdicción sobre la zona en la que ocurrió el ilícito.
Los investigadores también trabajarían sobre las imágenes que fueron captadas por las cámaras de vigilancia del local comercial, que habría permitido identificar al menos a uno de los autores. En el hecho tomó intervención la fiscalía temática de delitos contra la propiedad, de la segunda jurisdicción judicial de la provincia.
Por último, el titular del comercio asaltado calificó de “lamentable” al hecho que le tocó vivir a su empleado, y subrayó que “en estos rubros uno está expuesto a estas cosas pero hay que tomar los recaudos posibles para que el daño sea lo menor posible”.

Compartir