Enrique Prueger sugiere trabajar con “soporte firmado”

(General Pico) El licenciado en criminalística, Enrique Prueger, consideró necesario trabajar con “soporte firmado” para poder resguardar debidamente la prueba en la investigación de un ilícito y sugirió en ese sentido su implementación en la Policía de La Pampa.
Prueger es un especialista en la materia que ha trabajado en muchos de los casos más resonantes del país, con gran trascendencia pública, como el del soldado Carrasco, el doble crimen de la Dársena, el de Regino Maders, en Córdoba, el de María Soledad Morales y el caso Cabezas, entre otros.
El miércoles, en el juicio oral y público iniciado contra Carlos Escobar Reta, acusado del robo en el Registro de la Propiedad del Automotor, aportó su testimonio en calidad de testigo de la defensa y en ese marco, desechó de plano la huella dactilar del imputado, que era la prueba más concluyente que tenía la justicia, demostrando las falencias y la fragilidad que tenía el método utilizado.

Malas costumbres.
“Lo que pasa es que recién ahora se está magnificando el tema de los profesionales universitarios en los laboratorios de criminalística”, dijo el perito y en ese sentido consideró que “también viene con las malas costumbres de años de trabajar así, por eso uno como perito tiene la obligación de informar al tribunal cuáles son los resguardos de la prueba para que no se caiga por nulidades”, explicó. “Estudié el rastro y la huella no es. Conté las líneas delante de ellos y las líneas no dan, son cinco líneas entre un punto característico y otro, en una tengo cinco y otra tengo cuatro”, precisó.
El especialista dijo que confiaba que a partir de ahora “este tribunal va a generar un antecedente en el cual la Policía de La Pampa va a tener que realizar procedimientos similares que no son ajenos en la Argentina. Policías como la Federal, en Río Negro y Neuquén, trabajan con soporte firmado. En el norte lo mismo, hay policías como la de Santiago del Estero, que trabajan con soporte firmado y Santa Fé y Córdoba recién ahora lo están implementado”.

Secretario científico.
Prueger se especializa en la investigación de homicidios. “Tengo un trabajo desarrollado que es el práctico en la investigación de homicidios, que sería un nuevo tipo de funcionario o secretario científico que tendrían que tener los poderes judiciales para poder llevar con éxito una investigación criminal”.
Aseguró que la parte científica dentro del expediente está como desconectada, el que coordina eso es el que no sabe, que es el juez y juez necesita tener un coordinador científico que lo oriente en la investigación. Sostuvo que han esclarecido casos como el del soldado Carrasco, en Neuquén, el doble crimen de la Dársena en Santiago del Estero, donde fueron los que encontramos los huesitos del cadáver en el zoológico del ministro de seguridad y todo eso porque llegó un momento que los jueces tiraron la toalla porque no podían esclarecerlo. “Nosotros científicamente ordenamos la investigación y un caso que había ocurrido hacía 9 meses, en 7 días lo esclarecimos”.
También recordó el caso del senador Regino Maders. “Habían pasado 8 años, reordenamos la investigación y pudimos esclarecerlo. El autor material está con cadena perpetua y el autor intelectual fue sobreseído. Hemos trabajado casos como el de María Soledad Morales o el de José Luis Cabezas”.
Refiriéndose a su labor explicó que una gota de sangre puede definir cuál es la posición de la víctima o del victimario, si la víctima se encontraba parada, girando o caminando y en qué sentido se encontraba caminando. Entonces más que ir el químico a levantar la mancha, primero hay que fotografiarla, analizarla, estudiar la mancha, porque eso va a definir una foto de una ‘película’.
Ante la consulta afirmó que “el médico legista o el químico legista no existe, lo que existe es el químico y el médico criminalístico, porque el cadáver es un indicio más, muy importante en la escena del hecho, pero es un indicio más y lamentablemente ese error científico hace que las investigaciones se desorienten y los que desorientan son muchas veces los especialistas que se ponen a opinar sobre lo que no saben”.

Custodia
Refiriéndose a juicio en Pico, explicó: “yo ilustré técnicamente sobre lo que tiene que ser y el juez sabrá evaluar si esta bien o está mal lo que está y modificarlo. La mejor manera de proteger la verdad es que todos los marcos legales, de la cadena de custodia estén perfectamente resguardados, porque sino le estamos dando ventajas a los que no tenemos que darles ventaja”.
Recordó que “en el caso del doble crimen de la Dársena, había 22 sospechosos, les hicieron el juicio y siguen presos hace 5 años y no van a salir, porque el hueso que encontré fue ante testigos, había testigos cuando lo envase, también cuando lo abrí para chequearlo con los antropólogos y cuando lo cerramos. Es decir nunca se rompió la cadena de custodia”, concluyó.