“Entre el 45 y el 48% de choferes están en negro”

EL SINDICATO DE TAXIS Y REMISES REALIZO OPERATIVOS EN PICO

(General Pico) – El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis de La Pampa, José Boccalatte, indicó que “entre el 45 y el 48 por ciento de los choferes están en negro”, al referirse a la realidad de General Pico y los controles realizados sobre taxis y remises.
En la mañana de ayer el Sindicato de Peones de Taxis (Sipetax) realizó varios operativos en esta localidad situándose en puntos de referencia para taxis y remises, como la cuadra del Hospital Gobernador Centeno, el cruce de calles 22 y 13 en plena zona céntrica, la salida de un supermercado en calle 7 entre 20 y 22 y también en la intersección entre avenida San Martín y calle 19. Con esos controles se logró inspeccionar a aproximadamente 30 vehículos en colaboración por personal de Policía de La Pampa y del Ministerio de Trabajo del gobierno nacional.
Boccalatte señaló que vienen recorriendo la provincia en los últimos días. El 28 de junio estuvieron en Santa Rosa, el 4 de julio en Toay, ayer en esta ciudad y luego seguirán por las localidades de General Acha y 25 de Mayo. El tema por resolver es el blanqueo de choferes.
En General Pico, pese al diálogo que se ha mantenido con las empresas de transporte de taxis y remises, todavía hay un alto índice de trabajo en negro, algo que no se ve en la capital pampeana.

Cambiar la normativa.
En esta localidad se espera un cambio en la ordenanza municipal que regula la actividad, un proyecto que abarca diferentes aspectos como la adecuación de la fórmula polinómica y de las condiciones para poder obtener y renovar la licencia.
Boccalatte señaló que en Santa Rosa los remises y los taxis han logrado tener otro desarrollo del empleo, en cambio en esta localidad hay mucha movilidad de autos y choferes entre las diferentes agencias, además existe un mercado saturado porque no se reguló desde un principio la cantidad de licencias en relación a la población de la ciudad.
El sindicalista refirió que en diálogo con propietarios y agencias se planteó la necesidad del blanqueo de los choferes pero hubo una “falta de palabra” ya que la situación no cambió. Por esa razón se realizaron ayer los operativos y se anticipan otras visitas a futuro.
El cambio de normativa será positivo, según el gremialista, porque permitirá tener una noción real del sector piquense. En la capital pampeana se estima que el costo mensual del remís ronda los 14.000 pesos, en General Pico esos costos estarán detallados cuando la universidad culmine la readecuación de la fórmula polinómica que contempla gastos impositivos, de combustible, mantenimiento, reposición del vehículo y laboral.
Por otra parte, con la presentación del formulario 931 al solicitar la renovación de la licencia habilitante se exigirá el comprobante de blanqueo del chofer. Una medida que al ser obligatoria por ordenanza, como ya ocurre en la ciudad de Santa Rosa, servirá para que se incremente la registración de trabajadores.

Compartir