“Es el mejor método de control”

(Winifreda/Corresponsal)
Profesionales del Programa Nacional de Tenencia Responsable castraron un total de 85 animales, entre ellos, 42 perros alojados en la perrera municipal. La campaña incluyó la colocación de la vacuna antirrábica.
Profesionales del Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos (Protenencia), que coordina el reconocido médico veterinario Juan Enrique Romero, castraron entre jueves y viernes 85 animales, entre ellos, 42 canes alojados en la perrera municipal de Winifreda. El resto de los animales fueron acercados por vecinos. Esta campaña masiva de castraciones quirúrgicas finalizó ayer en la plaza San Martín e incluyó la colocación de la vacuna antirrábica y desparasitación de animales machos y hembras.
Las cirugías se realizaron en el interior de una unidad móvil del Protenencia, que tiene instalada un quirófano veterinario con dos camillas más todo el instrumental necesario para llevar adelante las esterilizaciones. Estas estuvieron a cargo de los veterinarios Elena Ressia, Leonor Chiabrando, Guillermo del Valle y Belén Fuentes. Los cuatro trabajaron utilizando barbijos, guantes, delantales y ayudados por Milena Mendoza y Andrea Sosa. La administrativa Alicia Barbano fue la encargada de hacerles firmar a los pobladores mayores de 18 años un consentimiento quirúrgico antes que sus mascotas sean castradas. El utilitario se trasladó el jueves hasta el basurero ecológico donde funciona la perrera comunal y por la tarde y ayer a la mañana se estableció en un sector de plaza. Integrantes de la Fundación Vidanimal de Santa Rosa presenciaron el trabajo de los profesionales.

Convenio.
La municipalidad local firmó el año pasado un convenio con el Ministerio de Salud de la Nación para tener acceso al Protenencia con el objeto de controlar la población canina y felina existente en la zona urbana y rural. Previamente, los alumnos del colegio secundario Cristo Redentor habían realizado un censo canino, que arrojó la existencia de 152 perros con propietarios responsables, 20 callejeros pero con dueños y 58 gatos a cargo de familias comprometidas con su cuidado. En los caniles municipales actualmente están encerrados 44 perros.
“El balance general siempre es bueno, si bien la cantidad de castraciones no fue la máxima que podríamos haber hecho igual hubo muy buena presencia y muy buena predisposición de la gente con la cual pudimos hablar y se acercaron los chicos de una escuela para ver lo que hacíamos”, expresó una de las veterinarias del programa.
La profesional aseguró que la castración quirúrgica “es una cirugía de muy bajo riesgo”, no tiene efectos colaterales “bajo ningún punto de vista”, es el “mejor método de control poblacional ético y moral”, evita la reproducción indeseada de animales y enfermedades como tumores mamarios y testiculares, que no dejan de ser un cáncer, y problemas prostáticos.