Escasa repercusión social

ACUEDUCTO DEL VALLE ARGENTINO A SANTA ROSA

(General Acha) – Por ahora en la calle, la comunidad achense analiza con cierto grado de alarma o preocupación la posibilidad de una mayor extracción de agua del acuífero del Valle Argentino, no han surgido en esta ciudad otras repercusiones acerca de una planificación para que Santa Rosa recurra a un acueducto alternativo para atender la demanda social de agua potable.
Apenas tomaron estado público las expresiones del director de Hidráulica santarroseño, Nicolás Echevarría, esta corresponsalía intentó conocer la opinión de personas relacionadas con la Comunidad de Usuarios del Acuífero Valle Argentino (Cuava), que tuvo una decidida acción para proteger ese recurso natural. En 2009, a través de la denominación “Acha sin contaminación”, (ASCO), casi con los mismos protagonistas condujeron las acciones que culminaron con el rechazo de radicación de una industria química, que utilizaría el agua como su principal insumo.

Individual.
De los breves e informales contactos del cronista de LA ARENA, las fuentes consultadas se limitaron a señalar que no podrían dar una opinión individual, sino que antes debería reunirse el conjunto dirigencia de la Cuava.
Otra excusa -muy válida por cierto- es que en esta época estival y el receso en diversos ámbitos oficiales, provoca que integrantes de la aludida comisión se encuentren circunstancialmente alejados de esta ciudad por vacaciones, lo cual posterga un pronunciamiento oficial.
Mientras tanto la calle, apenas murmura ante la posible arremetida sobre el acuífero, pero estaba aplaudiendo porque desde el sector industrial se estaban abriendo las puertas para que la fábrica de paneles de yeso para la construcción en seco restrinja o anule el consumo de agua de la fuente natural, conectándose a la red de Aguas del Colorado, para disponer de ese recurso.
Las voces recogidas en rondas de amistades, varían entre algún examen técnico sin base científica, con alguna que otra frase exagerada o cómica. “Agua, divino tesoro”, “agua que no has de beber, déjala correr”, “pongámosle un canon” y hasta la irónica: “que nos devuelvan la Capital”, se escuchó.

Caudales.
Es preciso recordar que de acuerdo a los cálculos de Hidráulica, la demanda actual y la expectativa de crecimiento demográfico de Santa Rosa, esa ciudad necesitará de otras fuentes de aprovisionamiento de agua potable. El aporte desde el acueducto del río Colorado podría ser muy escaso. En consecuencia, se analizan dos alternativas para duplicar la capacidad de provisión, desde la zona de Uriburu, o del acuífero del Valle Argentino, cuyo epicentro es General Acha.
“Sería una negligencia no trabajar para tener más cantidad de agua, de allí los estudios que estamos realizando para ver si se construye un nuevo acueducto desde Uriburu o desde General Acha”, afirmó Nicolás Echevarría.